Galletas Linzer

Mericakes

Mericakes

Galletas Linzer

Hoy te traigo una receta muy especial que estoy segura que te encantará: las deliciosas galletas Linzer.

Este clásico de la repostería austriaca se ha popularizado en todo el mundo porque son una delicia, son monísimas y además fáciles de hacer!

Si estás buscando una receta sencilla y rápida para sorprender a tus seres queridos, no te pierdas esta receta (como detalle Navideño son un regalo perfecto).

En este post, te enseñaré paso a paso cómo preparar estas galletas. ¡Comencemos!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Galletas Linzer

Galletas Linzer

UTENSILIOS

Batidor tipo Kitchen Aid

INGREDIENTES – 45 galletas

250g Mantequilla a temperatura ambiente

250g de azucar glass

650g de harina de pastelería 

150g de harina pistacho (puedes cambiarla por harina de almendra o harina de pastelería)

1 huevo XL o 1 huevo M + 1 yema

1 cucharadas de extracto de vainilla 

La ralladura de 1 limón 

leche (entre 1 y 3 cucharadas)

1 pizca de sal

150g de mermelada de frambuesas

1 cucharadita de agua

Decoración:

Azúcar Glass

Galletas Linzer Elaboración

Para la masa de Galletas Linzer:

Bate a velocidad baja la mantequilla troceada hasta que tenga una textura suave, incorpora el azúcar glass a cucharadas poco a poco, dejando que se integre bien en la mantequilla.

Cuando hayas echado todo el azúcar bate hasta que veas que la mantequilla blanquea, aumenta ligeramente de volumen y adquiere una textura esponjosa, esto te puede llevar unos minutos.

Añade el huevo ligeramente batido.

También añade la vainilla y la ralladura de limón y sigue batiendo un par de minutos más.

Tamiza la harina y añade la harina de pistacho y la pizca de sal. Cambia el globo o varillas por la pana plana y ves echando cucharadas de la harina de a poco dejando que se integre, cuando lleves ¾ de la harina la masa empezará a desmigarse, en este momento añade la leche (la cantidad variará en función de lo desmigada que haya quedado la masa), una cucharada cada vez, y mezcla de nuevo hasta que la masa vuelva a ligar.

Añade la harina restante hasta que veas que la masa se despega de las paredes del bol y se forma una bola.

Para estirar y cortar la masa:

Coloca papel de hornear encima de la mesa de trabajo, forma una bola con la masa, presiónala un poco y divide en tres trozos iguales.

Reserva 2 trozos, con el 1º trozo dale forma rectangular y coloca otro papel de hornear encima, estira la masa con un rodillo y déjale un grosor de 5 mm, sigue el mismo procedimiento con los otros tres trozos restantes.

Guarda las masas estiradas en la nevera, si no te cabe la bandeja del horno en la nevera las  puedes poner una encima de otra, un mínimo de 3 horas, aunque lo ideal es dejarla de un día para otro.

Antes de utilizarla pasa el rodillo un par de veces por si hubiera perdido un poco la forma, retira la parte superior de papel de hornear y corta las galletas con el cortador deseado (existe un cortador especial para estas galletas, pero puedes usar el cortador que quieras siempre y cuando tengas uno más pequeño para el agujero). Recuerda cortar 1 galleta lisa y 1 galleta con agujero central cada vez.

Cortar y hornear:

Coloca las galletas (siempre del mismo tamaño, ya que el tiempo de horneado no es el mismo) encima de una bandeja de hornear dejando un espacio entre galleta y galleta, no es necesario engrasar la bandeja de hornear.

Con los recortes que nos sobren, une en una bola y estirar nuevamente con el mismo procedimiento anterior.

Enfría en la nevera un mínimo de 15 minutos, estos recortes los puedes utilizar hasta 3 veces (luego la masa queda muy agrietada, siguen estando ricas, pero no son muy estéticas) 

Precalienta el horno a 180 ℃ e introduce la bandeja de hornear a altura media.

El tiempo de cocción varía en función del tamaño de la galleta y del horno. Mi cortador es de 6cm de diámetro y en 8 minutos ya estaban doradas. Lo ideal es que a partir de los 5 minutos estes muy pendientes, 2 minutos pueden ser la diferencia entre unas galletas perfectas y unas quemadas. 

Cuando las saques del horno, déjalas enfriar encima de una rejilla. En este momento encontrarás que las galletas resultan un poco blandas, pero al enfriarse se endurecen.

Galletas Linzer

Montaje:

Una vez frías y si no vas a decorarlas ese día, las guardamos en un taper hermético entre hojas de papel de hornear. 

Mezcla la mermelada con el agua y calienta 30 segundos en el micro para que quede bien integrada. Añade sobre cada galleta lisa 1/2 cucharadita de mermelada y cierra con 1 galleta con agujero. 

❗️SÚPER TIP❗️Después de rellenar las galletas las dejo en el deshidratador 1 hora para que la mermelada gelatinice y no humedezca mucho la galleta. 

Las Galletas Linzer tienen una duración de 3 meses a partir de su elaboración (aunque dudo que te duren más de 1 semana 🙈😝), y las puedes conservar en una lata o bote de cristal con cierre hermético. 

Galletas Linzer

Galletas Linzer

Deliciosas galletas de mantequilla y pistacho rellenas de mermelada
Tiempo de preparación 2 horas
Tiempo de cocción 8 minutos
Plato Postre
Raciones 45

Ingredientes
  

  • 250 g mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 250 g azúcar glass
  • 650 g harina de pastelería
  • 150 g harina de pistacho puedes cambiarla por otra harina de fruto seco
  • 75 g huevo
  • 15 g extracto de vainilla
  • 1 limón Solo la ralladura
  • 1 pizca sal
  • 3 cda Leche entera
  • 150 g mermelada de frambuesa

Elaboración paso a paso
 

  • Para la masa de Galleta:
    Bate a velocidad baja la mantequilla troceada hasta que tenga una textura suave, incorpora el azúcar glass a cucharadas poco a poco, dejando que se integre bien en la mantequilla.
    Cuando hayas echado todo el azúcar bate hasta que veas que la mantequilla blanquea, aumenta ligeramente de volumen y adquiere una textura esponjosa, esto te puede llevar unos minutos.
    Añade el huevo ligeramente batido.
    También añade la vainilla y la ralladura de limón y sigue batiendo un par de minutos más.
    Tamiza la harina y añade la harina de pistacho y la pizca de sal. Cambia el globo o varillas por la pana plana y ves echando cucharadas de la harina de a poco dejando que se integre, cuando lleves ¾ de la harina la masa empezará a desmigarse, en este momento añade la leche (la cantidad variará en función de lo desmigada que haya quedado la masa), una cucharada cada vez, y mezcla de nuevo hasta que la masa vuelva a ligar.
    Añade la harina restante hasta que veas que la masa se despega de las paredes del bol y se forma una bola.
  • Para estirar y cortar la masa:
    Coloca papel de hornear encima de la mesa de trabajo, forma una bola con la masa, presiónala un poco y divide en tres trozos iguales.
    Reserva 2 trozos, con el 1º trozo dale forma rectangular y coloca otro papel de hornear encima, estira la masa con un rodillo y déjale un grosor de 5 mm, sigue el mismo procedimiento con los otros tres trozos restantes.
    Guarda las masas estiradas en la nevera, si no te cabe la bandeja del horno en la nevera las  puedes poner una encima de otra, un mínimo de 3 horas, aunque lo ideal es dejarla de un día para otro.
    Antes de utilizarla pasa el rodillo un par de veces por si hubiera perdido un poco la forma, retira la parte superior de papel de hornear y corta las galletas con el cortador deseado (existe un cortador especial para estas galletas, pero puedes usar el cortador que quieras siempre y cuando tengas uno más pequeño para el agujero). Recuerda cortar 1 galleta lisa y 1 galleta con agujero central cada vez.
  • Cortar y hornear:
    Coloca las galletas (siempre del mismo tamaño, ya que el tiempo de horneado no es el mismo) encima de una bandeja de hornear dejando un espacio entre galleta y galleta, no es necesario engrasar la bandeja de hornear.
    Con los recortes que nos sobren, une en una bola y estirar nuevamente con el mismo procedimiento anterior.
    Enfría en la nevera un mínimo de 15 minutos, estos recortes los puedes utilizar hasta 3 veces (luego la masa queda muy agrietada, siguen estando ricas, pero no son muy estéticas) 
    Precalienta el horno a 180 ℃ e introduce la bandeja de hornear a altura media.
    El tiempo de cocción varía en función del tamaño de la galleta y del horno. Mi cortador es de 6cm de diámetro y en 8 minutos ya estaban doradas. Lo ideal es que a partir de los 5 minutos estes muy pendientes, 2 minutos pueden ser la diferencia entre unas galletas perfectas y unas quemadas. 
    Cuando las saques del horno, déjalas enfriar encima de una rejilla. En este momento encontrarás que las galletas resultan un poco blandas, pero al enfriarse se endurecen.
  • Montaje:
    Una vez frías y si no vas a decorarlas ese día, las guardamos en un taper hermético entre hojas de papel de hornear. 
    Mezcla la mermelada con el agua y calienta 30 segundos en el micro para que quede bien integrada. Añade sobre cada galleta lisa 1/2 cucharadita de mermelada y cierra con 1 galleta con agujero. 
Keyword galletas, galletas decoradas, postres navideños, recetas navideñas

Si te gusta la pasteleria y te apetece aprender nuevas recetas e impresionantes técnicas, no te pierdas nuestros cursos presenciales en nuestra escuela de Barcelona!

Artículos relacionados

cupcakes bomba de chocolate
Recetas

Cupcakes Bomba de Chocolate

Estos deliciosos Cupcakes bomba de Chocolate, harán las delicias de cualquier chocoholic que se precie! Con un corazón fundente de ganache de chocolate con leche,

Más info »
Mini tartas de queso Dulcey
Blog

Mini tartas de queso Dulcey

Hoy además de esta deliciosa receta de Mini tartas de queso Dulcey, te traigo una super noticia!   La prestigiosa marca de chocolates gourmet Valrhona me ha

Más info »