Categorías
Recetas

Cupcakes Bomba de Chocolate

Estos deliciosos Cupcakes bomba de Chocolate, harán las delicias de cualquier chocoholic que se precie!

cupcakes bomba de chocolate

Con un corazón fundente de ganache de chocolate con leche, una base intensa de chocolate negro y cacao puro y el toque de las pepitas de chocolate… te garantizo que no podrás comerte solo uno! 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Y vamos con estos deliciosos Cupcakes bomba de chocolate perfectos como postre para estas Navidades.

cupcakes bomba de chocolate

Cupcakes Bomba de Chocolate

UTENSILIOS

Batidor tipo Kitchen Aid
12 Capsulas para Cupcakes

INGREDIENTES – 12 UNIDADES

Para la ganache

  60 g de chocolate de cobertura con leche

30g  de nata 35% MG   

Para la base

90g  de chocolate negro

30  de cacao en polvo

180 ml  de café caliente

95  de harina de fuerza 

150 g de azúcar blanco

½ cucharadita de sal

½ cucharadita de bicarbonato de sodio

90 g  aceite vegetal

2 huevos M

10 g vinagre blanco

5 g de vainilla

100 g Pepitas de chocolate

Para decorar:

Ganache de chocolate negro

Elaboración

Cupcakes bomba de chocolate

Para la ganache

Coloca el chocolate con leche  y la nata en un bol. Calienta en el microondas a alta potencia por tandas de 30 segundos revolviendo bien después de cada tanda, hasta que la mezcla esté completamente homogénea. Guarda en una manga y enfría en la nevera mientras preparas la masa. 

Para la base

Precalienta el horno a 170 °C (338 °F)

Coloca cápsulas de papel en un molde para cupcakes.

Añade el café caliente sobre el chocolate negro y el cacao en polvo y mezcla hasta que se funda. Deja atemperar la mezcla mientras sigues con la receta.

Mezcla la harina, el azúcar, la sal y el bicarbonato y reserva.

Bate el aceite, los huevos, el vinagre y el extracto de vainilla en la mezcla de chocolate enfriada hasta que quede suave. Añade la mezcla de harina  con la pala plana (o movimientos envolventes si lo haces a mano) hasta que queden bien integrados los ingredientes secos.

Por último, añade las pepitas de chocolate y mezcla con movimientos envolventes para que queden bien repartidas por la masa.

Mete la masa en una manga.

Rellena un 60% de capacidad de cada cápsula con la masa. Luego añade en el centro de cada cupcakes el equivalente a 1 cucharadita de ganache (si no lo ves claro con la manga pastelera, puedes ayudarte con un par de cucharillas).

Hornea 15 min y deja enfriar antes de decorar.

Para una muerte por chocolate como dios manda, los hemos decorado con una crema de chocolate negro pero puedes decorarlos con tu crema favorita o comertelos tal cual!

Conservación y consejos:

Puedes conservar estos Cupcakes Bomba de Chocolate en la nevera (siempre resguardados dentro de una caja para evitar que la nevera los reseque) durante 5 dias.

Saca de la nevera 20 minutos antes de consumir para que se atempere y notes mejor los sabores y las texturas.

También puedes usar otra cobertura de chocolate; negro, con leche o blanco, y cambiar las pepitas de chocolate por trocitos de frutos secos, o de fruta deshidratada.

Aqui te dejo el video con la elaboración de los Cupcakes Bomba de Chocolate. Espero que te guste la receta y te animes a probarla 😊

cupcakes bomba de chocolate

Cupcakes bomba de Chocolate

Esta receta es el sueño hecho cupcakes para cualquier amante del chocolate!
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 15 minutos
Plato Postre
Cocina Americana
Raciones 12 cupcakes

Equipment

  • 1 Batidora tipo Kitchen Aid
  • 1 Molde muffins
  • 12 cápsulas cupcakes

Ingredientes
  

Para la ganache de relleno

  • 60 g chocolate de cobertura con leche
  • 30 g Nata 35% MG

Para la base

  • 90 g  chocolate de cobertura negro
  • 30 g cacao en polvo
  • 180 ml cafe caliente
  • 95 g harina de fuerza
  • 150 g azúcar blanco
  • ½ cdta sal
  • ½ cdta bicarbonato
  • 90 ml aceite vegetal
  • 2 Huevos M
  • 10 ml vinagre blanco
  • 5 g Cucharada de vainilla en pasta
  • 100 g Pepitas chocolate

Elaboración paso a paso
 

Para la ganache de relleno

  • Coloca el chocolate con leche y la nata en un bol. Calienta en el microondas a alta potencia por tandas de 30 segundos revolviendo bien después de cada tanda, hasta que la mezcla esté completamente homogénea. Guarda en una manga y enfría en la nevera mientras preparas la masa. 

Para la base

  • Precalienta el horno a 170 ℃ grados. 
    Coloca cápsulas de papel en un molde para cupcakes.
    Añade el café caliente sobre el chocolate negro y el cacao puro y mezcla hasta que se funda.
    Deja atemperar la mezcla mientras sigues con la receta.
    Mezcla la harina, el azúcar, la sal y el bicarbonato y reserva.
    Bate el aceite, los huevos, el vinagre y el extracto de vainilla en la mezcla de chocolate enfriada hasta que quede suave.
    Añade la mezcla de harina con la pala plana (o movimientos envolventes si lo haces a mano) hasta que queden bien integrados los ingredientes secos.
    Por último, añade las pepitas de chocolate y mezcla con movimientos envolventes para que queden bien repartidas por la masa.
    Mete la masa en una manga.
    Rellena un 60% de capacidad de cada cápsula con la masa.
    Luego añade en el centro de cada cupcakes el equivalente a 1 cucharadita de ganache (si no lo ves claro con la manga pastelera, puedes ayudarte con un par de cucharillas).
    Hornea 15 min y deja enfriar antes de decorar.
    Para una muerte por chocolate como dios manda, los hemos decorado con una crema de chocolate negro, pero puedes decorarla con tu crema favorita o comértelo tal cual! 
Keyword chocolate, cupcake, postres navideños

Espero que te animes a encender el horno y pruebes esta receta de Cupcakes Bomba de Chocolate, y recuerda en el botón encontrarás todos los utensilios y materiales para hacer esta receta

Si te gusta la pasteleria y te apetece aprender nuevas recetas e impresionantes técnicas, no te pierdas nuestros cursos presenciales en nuestra escuela de Barcelona!

Categorías
Blog Infantiles Recetas

Casita de Jengibre

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

El pan de jengibre se remonta a los antiguos griegos y egipcios que lo utilizaban con fines ceremoniales. La receta con el paso de los años ha sufrido muchas variaciones. ¡A mejor! para nuestro deleite y disfrute.La Casita de Jengibre se hizo muy popular en Alemania después de que los hermanos Grimm publicaran su famoso cuento “Hansel y Gretel” en el siglo XIX. ¿Quién no ha soñado con poder devorar una casita de galleta, caramelos y chocolate?

Casita de Jengibre

Casita de Jengibre

Ingredientes

Para la masa

250 g Mantequilla a temperatura ambiente

200 g de azucar moreno

2 huevos L

100 g de melaza o miel

3 cucharadas de canela molida

3 cucharadas de jengibre molido

1/2 cucharadita de clavo molido

½ cucharadita de pimienta molida (opcional)

800 g de harina

leche (si es necesaria)

No recomiendo hacer esta receta a mano, es imprescindible la ayuda de una batidora eléctrica.

Elaboración

En un bol bate a velocidad baja la mantequilla troceada hasta que tenga una textura suave. Incorpora el azúcar dejando que se integre bien en la mantequilla. Sube la velocidad y deja unos minutos hasta que tenga una textura esponjosa.

Baja la velocidad y añade los huevos ligeramente batidos y también la melaza y las especies. Sigue batiendo un par de minutos más.

Cambia las varillas por la pala plana. Con la harina tamizada, ves echando a cucharadas de a poco dejando que se integre. Cuando lleves ¾ de la harina la masa empezará a desmigarse, en este momento añade la leche, una cucharada cada vez, y sigue mezclando hasta que la masa vuelva a ligar.

Añade la harina restante hasta que veas que la masa se despega sola de las paredes del bol y se forma una bola.

Estira la masa con un rodillo entre hojas de papel vegetal a 6 mm de grosor. Guarda en la nevera durante al menos 6 horas.

Corta las galletas con un  «Kit cortadores casita de Jengibre» y colócalas en una bandeja de hornear con 2 cm de separación. Recuerda poner en cada bandeja galletas del mismo tamaño para que se horneen por igual.

Aquí te dejo una recomendación por si no tienes  set de cortadores  Además de las partes de la casa tiene un montón de cortadores perfectos para galletas de navidad!

Vuelve a guardar en la nevera entre 30 minutos y 1 hora para que no pierdan la forma al hornearse.

Con los recortes que sobran, únelos en una bola y estira nuevamente con el mismo procedimiento anterior.

Enfría en la nevera un mínimo de 1 hora, estos recortes los puedes utilizar hasta 3 veces. Después la superficie de la galleta queda muy rugosa y no va bien para decorar, pero sigue estando buenisima!

Precalienta el horno a 180º e introduce la bandeja de hornear a altura media.

El tiempo de cocción varía en función del tamaño de la galleta y del horno que uses, por lo tanto una galleta de 10cm (unos 12 minutos) no se hornea el mismo tiempo que una de 20cm (unos 22 minutos). Lo ideal es que las saques cuando tengan toda la superficie dorada.

Cuando las saques del horno, déjalas enfriar 5 minutos y luego las retiras con una espátula con mucho cuidado.

Déjalas enfriar encima de una rejilla. En este momento verás que las galletas están un poco blandas, pero al enfriarse se endurecen.

Conservación

Una vez frías y si no vas a decorarlas ese día, guárdalas en un taper hermético entre hojas de papel de hornear. Las galletas tienen una duración de 2 meses a partir de su elaboración.

Puedes congelarlas en el mismo taper hermético durante 3 meses, cuando vayas a utilizarlas colócalas en una rejilla y deja a temperatura ambiente durante al menos 2 horas antes de decorarlas.

Las galletas ya decoradas nunca se congelan.

Recomendaciones:

Puedes prescindir de la pimienta si vas a preparar las galletas para los más peques de la casa.

Utiliza bandejas de horno de metal claro, ya que las negras reparten muy mal el calor y siempre te quedaran algunas galletas quemadas y otras un poco crudas.

¡No tires los recortes que te sobren después del tercer estirado! Córtalas con la forma que más te guste. La superficie quedará rugosa, pero están igual de buenas para comer en el desayuno.

Esta masa es perfecta para hacer muñecos o formas para colgar en el árbol. Antes de hornearlos, haz un agujerito en la masa con ayuda de una cañita, para que luego puedas pasar una cinta o cordel.

Casita de jengibre

 

Glasa real

Ingredientes:

45 g de albúmina

950 g azúcar glass (icing sugar)

170 g agua

1 cucharada de glucosa

½ cucharadita de crémor tártaro

Esencia transparente

6 gotas de ácido acético (vinagre o limón)

Colorantes alimentarios al gusto

Preparación:

Mezcla el crémor tártaro con el azúcar y la albúmina en un bol grande.

Con una batidora eléctrica incorpora el agua y bate a velocidad baja durante 10 minutos, hasta que haga picos fluidos. Si queréis añadir alguna esencia, añádela junto al agua. Antes de finalizar agregar las 6 gotas de ácido acético.

(Si utilizas una amasadora tipo Kitchen Aid, utiliza el batidor plano. Si lo haces a mano, hazlo con movimientos envolventes y con ayuda de una espátula para no introducir aire a la glasa.)

La glasa real se conserva en la nevera 15 días. Se debe guardar en un recipiente de plástico hermético y cubierto con film transparente a piel, para evitar que se seque la capa exterior.

Antes de cada uso es imprescindible dar a la glasa un batido enérgico durante unos minutos para recuperar la textura.

Para realizar el montaje de la Casita de Jengibre la glasa debe tener una consistencia parecida a la de la pasta de dientes (se le llama «pico duro»).

Montaje de la Casita de Jengibre

Casita de jengibreCasita de jengibre
Casita de jengibre
Casita de jengibre
Para decorar la casita de jengibre puedes utilizar gominolas, nubes, bastones de caramelo, purpurina comestible, grageas de chocolate. Cualquier ingrediente dulce que se te ocurra te puede servir para decorarla.
Colócate todas las paredes de tu casita de jengibre estiradas y en orden para empezar a montar sobre una base. Puede ser una base de tartas forrada con fondant.
Puedes empezar por la pared que más rabia te dé, pero calcula bien para que no te quede ninguna parte de la casita fuera de la base. Pon una buena cantidad de glasa en la pared y pégala a la base haciendo un poco de presión. Para aguantar la pared mientras pegas las demás, coloca un bote de conserva que haga de soporte.

Continúa pegando una de las paredes contiguas a la que acabas de pegar, pero esta vez pon glasa en la base y en el lateral que tocara la pared que ya está pegada.

Coloca, y haz un poco de presión con la otra pared para que la glasa se pegue bien dejando otro bote detrás de la pared que acabas de pegar.

Repite el proceso con las dos paredes que te quedan. Recuerda colocar un bote detrás de cada pared para sujetarlas.
Casita de jengibre
Casita de jengibre
Casita de jengibre
Casita de jengibre
Casita de jengibre
Casita de jengibre
Casita de jengibre
Casita de jengibre
Casita de jengibre
Casita de jengibre
Casita de jengibre

Ahora coloca las galletas que formarán el techo de la casa, una junto a la otra con una separación de 2 cm.Recorta un trozo de folio 15 cm. x 8 cm. y pon un poco de glasa en los extremos. Pégalos a las galletas. Esto da un poco más de estabilidad al techo.

Pon glasa en la parte superior de todas las paredes para pegar el techo. ¡Ahora llega el momento crítico! Con mucho cuidado coloca las dos galletas del techo de manera que repose sobre las cuatro paredes.Haz una leve presión para que la glasa se adhiera a todas las paredes. Añade glasa si es necesario a los posibles huecos que hayan podido quedar, y a la junta de las dos partes del techo.
Casita de jengibre
Casita de jengibre

¡Vamos a por la chimenea¡

Para terminar, coloca las piezas de la chimenea. Con el mismo proceso de las paredes de la casa, coloca las cuatro partes de la chimenea.
Deja secar un mínimo de 12 horas, para que seque la glasa antes de decorarla. Retira los botes y ya tienes tu casita de jengibre lista. Puedes utilizar bolas de chicle, bastoncitos de caramelo, sprinkles de azúcar, purpurina, gominolas…Utiliza un poco de la glasa sobrante para pegar las decoraciones.
Casita de jengibre
Casita de jengibre
Casita de jengibre
Casita de jengibre
Casita de Jengibre
Casita de jengibre

Conservación y curiosidades:

La Casita de Jengibre decorada aguanta varias semanas. La tradición en Alemania es prepararla en casa con los niños las semanas previas a las fiestas para empezar a comerla el día de Navidad. Puedes conservarla a temperatura ambiente en un lugar fresco y seco al que no le de la luz del sol.
La primera receta europea consistía en almendra molida, migajas de pan rancio, agua de rosas, azúcar y, por supuesto, jengibre.
El primer hombre de jengibre se le atribuye a la reina Elizabeth I, quien eliminó los calcetines de los dignatarios que la visitaban. Los cocineros de la corte crearon el hombre de jengibre como burla.
En las ferias de del siglo XVI se intercambiaban pan de jengibre como símbolo de amor. En un plano más práctico, se cocía y desmenuzaba pan de jengibre para enmascarar el olor a la carne en descomposición que se vendía.
Desde 1991, en el pueblo de Bergen, Noruega, han construido una ciudad de casas de jengibre cada año antes de Navidad.
En diciembre de 2001, los panaderos de Torun, en Polonia, intentaron batir el Libro Guinnes realizando la casa de jengibre más grande de la historia. Se hizo con más de 4.000 panes de jengibre en forma de ladrillo, 6.000 huevos, una tonelada de harina y 2.200 kilos de mantequilla. Media más 3,50 metros de altura.Como en casa somos unos enamorados de Pesadilla antes de Navidad, la casita de jengibre esta decorada como la ciudad de la Navidad que tanto emociona a Jack!
Casita de jengibre
Casita de Jengibre
Casita de jengibre

Espero que te animes a probar la receta y montar tu Casita de Jengibre. Si subes fotos utiliza el hashtag #recetasmericakes para que no me la pierda!!

Feliz navidad!

Casita de Jengibre

Casita de Jengibre

Receta y paso a paso para montar tu propia casita de jengibre navideña
Plato Postre

Ingredientes
  

  • 250 gr Mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr Azúcar moreno
  • 2 huevos Talla L
  • 100 gr Melaza o miel
  • 3 cda Cucharadas de canela molida
  • 3 cda Cucharadas de jengibre molido
  • 1/4 cda Cucharadita de clavo molido
  • 1/2 cda Cucharadita de pimienta molida (opcional)
  • 800 gr Harina
  • leche (si es necesaria)

Elaboración paso a paso
 

  • No recomiendo hacer esta receta a mano, es imprescindible la ayuda de una batidora eléctrica.
    Elaboración Galleta
    En un bol bate a velocidad baja la mantequilla troceada hasta que tenga una textura suave. Incorpora el azúcar dejando que se integre bien en la mantequilla. Sube la velocidad y deja unos minutos hasta que tenga una textura esponjosa.
    Baja la velocidad y añade los huevos ligeramente batidos y también la melaza y las especies. Sigue batiendo un par de minutos más.
    Cambia las varillas por la pala plana. Con la harina tamizada, ves echando a cucharadas de a poco dejando que se integre. Cuando lleves ¾ de la harina la masa empezará a desmigarse, en este momento añade la leche, una cucharada cada vez, y sigue mezclando hasta que la masa vuelva a ligar.
    Añade la harina restante hasta que veas que la masa se despega sola de las paredes del bol y se forma una bola.
    Estira la masa con un rodillo entre hojas de papel vegetal a 6 mm de grosor. Guarda en la nevera durante al menos 6 horas.
    Corta las galletas con un set de cortadores de Casita de Jengibre(aquí te dejo el enlace por si no tienes el set de cortadores)  Kit cortadores casita de Jengibre y colócalas en una bandeja de hornear con 2 cm de separación. Recuerda poner en cada bandeja galletas del mismo tamaño para que se horneen por igual.
    Vuelve a guardar en la nevera entre 30 minutos y 1 hora para que no pierdan la forma al hornearse.
    Con los recortes que sobran, únelos en una bola y estira nuevamente con el mismo procedimiento anterior.
    Enfría en la nevera un mínimo de 1 hora, estos recortes los puedes utilizar hasta 3 veces. Después la superficie de la galleta queda muy rugosa y no va bien para decorar, pero sigue estando buenisima!
    Precalienta el horno a 180º e introduce la bandeja de hornear a altura media.
    El tiempo de cocción varía en función del tamaño de la galleta y del horno que uses, por lo tanto una galleta de 10cm (unos 12 minutos) no se hornea el mismo tiempo que una de 20cm (unos 22 minutos). Lo ideal es que las saques cuando tengan toda la superficie dorada.
    Cuando las saques del horno, déjalas enfriar 5 minutos y luego las retiras con una espátula con mucho cuidado.
    Déjalas enfriar encima de una rejilla. En este momento verás que las galletas están un poco blandas, pero al enfriarse se endurecen.
  • Conservación masa horneada
    Una vez frías y si no vas a decorarlas ese día, guárdalas en un taper hermético entre hojas de papel de hornear. Las galletas tienen una duración de 2 meses a partir de su elaboración.
    Puedes congelarlas en el mismo taper hermético durante 3 meses, cuando vayas a utilizarlas colócalas en una rejilla y deja a temperatura ambiente durante al menos 2 horas antes de decorarlas.
    Las galletas ya decoradas nunca se congelan.
    Recomendaciones:
    Puedes prescindir de la pimienta si vas a preparar las galletas para los más peques de la casa.
    Utiliza bandejas de horno de metal claro, ya que las negras reparten muy mal el calor y siempre te quedaran algunas galletas quemadas y otras un poco crudas.
    ¡No tires los recortes que te sobren después del tercer estirado! Córtalas con la forma que más te guste. La superficie quedará rugosa, pero están igual de buenas para comer en el desayuno.
    Esta masa es perfecta para hacer muñecos o formas para colgar en el árbol. Antes de hornearlos, haz un agujerito en la masa con ayuda de una cañita, para que luego puedas pasar una cinta o cordel.
  • Glasa real
    Ingredientes:
    45 g de albúmina950 g azúcar glass (icing sugar)170 g agua1 cucharada de glucosa½ cucharadita de crémor tártaroEsencia transparente6 gotas de ácido acético (vinagre o limón)Colorantes alimentarios al gusto
    Preparación:
    Mezcla el crémor tártaro con el azúcar y la albúmina en un bol grande.
    Con una batidora eléctrica incorpora el agua y bate a velocidad baja durante 10 minutos, hasta que haga picos fluidos. Si queréis añadir alguna esencia, añádela junto al agua. Antes de finalizar agregar las 6 gotas de ácido acético.
    (Si utilizas una amasadora tipo Kitchen Aid, utiliza el batidor plano. Si lo haces a mano, hazlo con movimientos envolventes y con ayuda de una espátula para no introducir aire a la glasa.)
    La glasa real se conserva en la nevera 15 días. Se debe guardar en un recipiente de plástico hermético y cubierto con film transparente a piel, para evitar que se seque la capa exterior.
    Antes de cada uso es imprescindible dar a la glasa un batido enérgico durante unos minutos para recuperar la textura.
    Para realizar el montaje de la Casita de Jengibre la glasa debe tener una consistencia parecida a la de la pasta de dientes (se le llama «pico duro»).
  • Montaje de la Casita de Jengibre
    Para decorar la casita de jengibre puedes utilizar gominolas, nubes, bastones de caramelo, purpurina comestible, grageas de chocolate. Cualquier ingrediente dulce que se te ocurra te puede servir para decorarla.Colócate todas las paredes de tu casita de jengibre estiradas y en orden para empezar a montar sobre una base. Puede ser una base de tartas forrada con fondant.Puedes empezar por la pared que más rabia te dé, pero calcula bien para que no te quede ninguna parte de la casita fuera de la base. Pon una buena cantidad de glasa en la pared y pégala a la base haciendo un poco de presión. Para aguantar la pared mientras pegas las demás, coloca un bote de conserva que haga de soporte.
    Continúa pegando una de las paredes contiguas a la que acabas de pegar, pero esta vez coloca glasa en la base y en el lateral que tocara la pared que ya está pegada.
    Coloca, y haz un poco de presión con la otra pared para que la glasa se pegue bien dejando otro bote detrás de la pared que acabas de pegar.
    Repite el proceso con las dos paredes que te quedan. Recuerda colocar un bote detrás de cada pared para sujetarlas. 
    Ahora coloca las galletas que formarán el techo de la casa, una junto a la otra con una separación de 2 cm.Recorta un trozo de folio 15 cm. x 8 cm. y pon un poco de glasa en los extremos. Pégalos a las galletas. Esto da un poco más de estabilidad al techo.
    Pon glasa en la parte superior de todas las paredes para pegar el techo. ¡Ahora llega el momento crítico! Con mucho cuidado coloca las dos galletas del techo de manera que repose sobre las cuatro paredes.Haz una leve presión para que la glasa se adhiera a todas las paredes. Añade glasa si es necesario a los posibles huecos que hayan podido quedar, y a la junta de las dos partes del techo.
  • ¡Vamos a por la chimenea¡
    Para terminar, coloca las piezas de la chimenea. Con el mismo proceso de las paredes de la casa, coloca las cuatro partes de la chimenea.Deja secar un mínimo de 12 horas, para que seque la glasa antes de decorarla. Retira los botes y ya tienes tu casita de jengibre lista. Puedes utilizar bolas de chicle, bastoncitos de caramelo, sprinkles de azúcar, purpurina, gominolas…Utiliza un poco de la glasa sobrante para pegar las decoraciones.
  • Conservación y curiosidades:
    La Casita de Jengibre decorada aguanta varias semanas. La tradición en Alemania es prepararla en casa con los niños las semanas previas a las fiestas para empezar a comerla el día de Navidad. Puedes conservarla a temperatura ambiente en un lugar fresco y seco al que no le de la luz del sol.La primera receta europea consistía en almendra molida, migajas de pan rancio, agua de rosas, azúcar y, por supuesto, jengibre.El primer hombre de jengibre se le atribuye a la reina Elizabeth I, quien eliminó los calcetines de los dignatarios que la visitaban. Los cocineros de la corte crearon el hombre de jengibre como burla.En las ferias de del siglo XVI se intercambiaban pan de jengibre como símbolo de amor. En un plano más práctico, se cocía y desmenuzaba pan de jengibre para enmascarar el olor a la carne en descomposición que se vendía.Desde 1991, en el pueblo de Bergen, Noruega, han construido una ciudad de casas de jengibre cada año antes de Navidad.En diciembre de 2001, los panaderos de Torun, en Polonia, intentaron batir el Libro Guinness realizando la casa de jengibre más grande de la historia. Se hizo con más de 4.000 panes de jengibre en forma de ladrillo, 6.000 huevos, una tonelada de harina y 2.200 kilos de mantequilla. Media más 3,50 metros de altura.Como en casa somos unos enamorados de Pesadilla antes de Navidad, la casita de jengibre esta decorada como la ciudad de la Navidad que tanto emociona a Jack!
Keyword casita de gengibre, galletas, galletas decoradas, postres navideños
Categorías
Blog Recetas Saladas

Tequeños Venezolanos

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Pues seguimos con las recetas saladas, para las que en circunstancias normales, nunca tengo tiempo de preparar.


Los Tequeños Venezolanos se han puesto muy de moda en los últimos años en España, pero sus orígenes datan del siglo XIV en la ciudad de Los Teques en el estado de Miranda, donde una cocinera empezó a preparar estos palitos de queso para aprovechar los restos de masa de las tartas. Muy pronto se hicieron famosos entre las familias acaudaladas de Caracas que veraneaban en Los Teques. Por lo que los Tequeños Venezolanos se convirtieron muy pronto en el rei de todas las fiestas, y así sigue siendo hoy en dia!

Tequenos venezolanos

Pero si eres de los que les da pereza cocinar, en Barcelona mis lugares prefes donde comerlos, sin duda son Caña de Azúcar y Chivuos!

Tequeños Venezolanos

Ingredientes para 16 tequeños

Para la masa

  • 300 g de harina
  • 30 g de azúcar
  • 5 g de sal
  • 80 g de mantequilla en pomada
  • 1 huevo
  • 50 ml de agua templada

Para relleno

  • 300 g de queso Llanero o queso blanco duro (lo encontrarás en tiendas de productos Latinos, yo lo he comprado aquí)

Para la salsa de cilantro

  • 4 cucharadas de mayonesa
  • 2 cucharadas de queso crema
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1/2 de cucharadita de sal
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 manojo de cilantro fresco

 

Elaboración

La masa

En primer lugar, coloca la harina, la sal y el azucar en un bol y forma un volcán. Añade la mantequilla en pomada en el centro y mezclalo con el accesorio del gancho (si no tienes amasadora, amasa con las manos) hasta que queden como migas.

Tequenos venezolanos

Añade el huevo y el agua y sigue amasando a velocidad baja unos 6 minutos, o hasta que tengas una masa elástica y suave. Pasa la masa a un bol, cúbrelo con film y déjalo reposar 1 hora en la nevera.

Tequenos venezolanos

La salsa

En una picadora, añade todos los ingredientes juntos y picalo hasta que quede una salsa bien homogénea. Prueba por si tuvieras que añadir un poco de sal, limón o comino. Esto va a gustos, así que no te cortes en añadir un poco más del condimento que más te guste. Vierte la salsa en un bol y resérvala en la nevera.

Tequenos venezolanos

Vamos a formar los Tequeños Venezolanos!

Sobre un papel vegetal estira la masa con ayuda de un rodillo enharinado. Corta tiras de 2 cm de ancho x 35 cm de largo.

Tequenos venezolanos

Corta el queso el dedos de 1,5 cm de ancho por 7 cm de largo. Ahora para envolver el queso, coge una tira de masa y pásala por el dedo de queso a lo largo.

Tequenos venezolanos

Cuando llegues al otro extremo, empieza a envolver el dedo en espiral, teniendo especial cuidado de que en todo momento la masa se solape un poco. Cuando hayas cubierto todo el tequeño, pellizca la masa donde no haya quedado bien cerrada, ya que si no se puede escapar el queso al freírlo.

Tequenos venezolanos

Tequenos venezolanos

Calienta abundante aceite vegetal en un cazo o paella profundo y fríe los tequeños a fuego medio (si los haces a fuego fuerte se te dorara la masa enseguida pero el calor no llegará al queso, y nadie quiere un tequeño con el queso frío 😑) hasta que estén doraditos, a mi me han tardado unos 5 minutos. Sácalos y déjalos escurrir sobre papel absorbente.

También puedes hornearlos, aunque no nos engañemos, entre la masa, el queso y la salsa, dejar de freírlos no nos va a salvar en cuanto a calorías se refiere!

Calienta el horno a 200º C y hornea los tequeños sobre papel de horno 15 minutos o hasta que estén dorados. A mitad del horneado, dales la vuelta para que cojan un color uniforme.

 Tequenos venezolanos

Presentación

A nosotros nos gustan con la salsa de cilantro y salsa Sweet Chili, pero hay un montón de salsas distintas. Sirve los Tequeños Venezolanos calientes con las salsas para acompañar.

Tequenos venezolanos

Consejos:

  • Puedes hacer mucha cantidad y congelarlos antes de freírlos. Tendrás que colocarlos entre capas de papel vegetal, sobretodo sin que se toquen unos con otros para que no se peguen. Cuando los quieras consumir, sácalos del congelador 30 minutos antes de freírlos.
  • También puedes probar con otros quesos como mozzarella, emmental, edam, camembert, provolone…
  • También los puedes preparar dulces de chocolate o nutella. Si lo quieres hacer de nutella, rellena una manga pastelera con una boquilla redonda del nº 10 y forma palitos de 7 cm de largo sobre papel de horno y congela 1 hora, antes de formar los tequeños.

Espero que disfrutes de tus Tequeños Venezolanos caseros!!

Si te gusta la pasteleria y te apetece aprender nuevas recetas e impresionantes técnicas, no te pierdas nuestros cursos presenciales en nuestra escuela de Barcelona!

Más información y reservas: Información cursos

hola@mericakes.com

Tequenos venezolanos

Tequeños Venezolanos

Plato recetas-saladas
Raciones 16 Tequeños

Ingredientes
  

  • 300 gr Harina
  • 30 gr Azúcar
  • 5 gr Sal
  • 80 gr Mantequilla en pomada
  • 1 Huevo Talla M
  • 50 ml Agua templada
  • 300 gr Queso Llanero o queso blanco duro (lo encontrarás en tiendas de productos Latinos, yo lo he comprado aquí)
  • 4 cda Cucharadas de mayonesa
  • 2 cda Cucharadas de queso crema
  • 1/2 cda Cucharadita de comino molido
  • 2 cda Cucharadas de zumo de limón
  • 1/2 cda Cucharadita de sal
  • 1 Ajo Diente de ajo
  • 1/2 manojo Cilantro fresco
Categorías
Blog Recetas

Receta Tarta Té Matcha

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
La primera vez que hicimos esta Receta Tarta Té Matcha, fue a petición de una clienta para la Tarta Ramen en 3D.

‘Matcha’ significa ‘té en polvo’ en japonés. Mientras que para una infusión de té convencional se usan hojas y fragmentos del tallo que luego se descartan, para hacer una taza de matcha las hojas trituradas, exclusivamente, se mezclan en el agua y no se descartan. En los últimos años además, se ha puesto de moda en todo el mundo, y en la repostería, no iba a ser menos.

 Y… con qué íbamos a combinar este sabor? Probablemente, nada le combine mejor que una buena nata montada con mascarpone y unas fresas maceradas!

Receta Tarta Té Matcha

Receta Tarta Té Matcha

Ingredientes para un molde de 18 cm

Para el bizcocho 200 gr harina 50 gr maicena 25 gr té matcha 10 gr de levadura 1/2 cucharadita de sal 6 huevos L 5 yemas de huevo 180 gr azúcar 100 ml buttermilk (corta 90 ml de leche entera con 10 ml de vinagre y deja reposar 10 minutos) 5 claras de huevo 65 gr azúcar 5 g de pasta de vainilla o extracto Relleno 400 ml de nata (mínimo 35% MG) 80 g de azúcar 400 g de mascarpone Fresas maceradas 500 g de fresas frescas 120 g de azúcar 40 ml de vinagre de vino (blanco o negro, el que tengas) Receta Tarta Té Matcha

Elaboración

Precalienta el horno a 180ºC Empieza preparando los moldes forrandolos con papel de horno. Para este bizcocho es recomendable usar 3 aros o repartir la masa en 3 moldes iguales, así se oxida menos el té y el bizcocho queda mucho más suave. Bate las 5 claras con un batidor. Cuando empiece a espumar, añade los 65 g de azúcar en forma de lluvia y monta hasta que queden bien firmes y brillantes. Reserva. En otro bol, bate los huevos junto a las yemas, el azúcar y la vainilla y deja que blanqueen y aumenten de volumen. Tamiza todos los ingredientes secos en un bol. En un bol grande, incorpora el merengue a la mezcla de huevo batido con mucho cuidado usando una espátula y con movimientos envolventes de abajo arriba para evitar eliminar el aire que hemos conseguido en el batido. Continúa añadiendo 1 parte de los ingredientes secos, mezclando con suavidad hasta que quede integrado. Sigue con una parte de la buttermilk, y mezcla de la misma manera. Repite estos pasos hasta que hayas añadido todo los ingredientes secos y la buttermilk. Reparte la masa en los 3 moldes o aros (pesalo para que sea exactamente la misma cantidad en los 3). Hornea 25 minutos o hasta que pinchando en el centro con un palillo, este salga limpio. Una vez fuera del horno, desmolda sobre una rejilla y dejá enfriar completamente antes de rellenarlo. (El tiempo puede variar en cada horno, así que la primera vez que  hagas esta Receta Tarta Té Matcha, empieza a controlarlos a los 18 minutos).

Fresas maceradas

Mientras tanto se enfrían los bizcochos, vamos a preparar las fresas. Limpia y corta en trozos pequeños las fresas. En un bol mezcla el azúcar con el vinagre y añade las fresas. Deja un mínimo de 4 horas. Yo las dejo de un dia para otro. Verás que conforme pasan las horas, las fresas van soltando su agua, y se va haciendo un almíbar. Aunque parezca mentira, luego, no se nota en absoluto el sabor del vinagre! Receta Tarta Té Matcha

Relleno

Para que la nata quede bien montada, sin duda es necesario tenerla bien fría. Incluso puedes meterla 20 minutos en el congelador antes de batir. Bate el mascarpone con el azúcar unos minutos para que se disuelva completamente. Añade la nata fría y bate a media potencia unos minutos más hasta que espese y tenga una textura firme. Cuidado! No dejes la nata batiendo sola, que como te despistes, se corta!

Montaje

Antes de rellenar, iguala las tres capas de bizcocho con ayuda de una lira (no te comas todas los recortes! te pueden servir para decorar). Dado que las fresas tienen mucho líquido, escurrelas para sacar el exceso. Si quieres, puedes usar parte del almíbar de las fresas para mojar el bizcocho, aunque falta no le hace, ya que es bastante húmedo y jugoso. Con ayuda de una manga pastelera y una boquilla redonda lisa del 10, o un corte de 1 cm, rellena los bizcochos. Alterna capa de la nata con mascarpone y luego con la mano reparte sobre la nata los trozos de fresa. Repite el mismo proceso hasta terminar todas las capas y decora por fuera al gusto. La decoración de la foto es simple, pero menos es más verdad?! Receta Tarta Té Matcha

Conservación:

En la nevera, siempre dentro de una caja o con una campana que la resguarde del aire de la nevera que reseca, se conservará por 3 dias sin problema. Sobre todo, ten en cuenta que este relleno requiere refrigeración constante. También puedes usar por ejemplo una Swiss Buttercream y añadirle mascarpone y vainilla, si es que va a ser una tarta decorada que irá expuesta. Sin duda, con esta Receta Tarta Té Matcha sorprenderás a todos! 🙂

Si te gusta la pasteleria y te apetece aprender nuevas recetas e impresionantes técnicas, no te pierdas nuestros cursos presenciales en nuestra escuela de Barcelona!

Más información y reservas: Información cursos hola@mericakes.com
Receta Tarta Té Matcha

Tarta Té Matcha

Plato Postre
Raciones 1 molde de 18 cm

Ingredientes
  

  • 200 gr Harina
  • 50 gr Maicena
  • 25 gr té matcha
  • 10 gr Levadura
  • 1/2 cda Cucharadita de sal
  • 6 huevos Talla L
  • 5 yemas De huevo
  • 180 gr Azúcar
  • 100 ml Buttermilk (corta 90 ml de leche entera con 10 ml de vinagre y deja reposar 10 minutos)
  • 5 Claras De huevo
  • 65 gr Azúcar
  • 5 gr Pasta de vainilla o extracto
  • 400 ml Nata (mínimo 35% MG)
  • 80 gr Azúcar
  • 400 gr Mascarpone
  • 500 gr Fresas frescas
  • 120 gr Azúcar
  • 40 ml Vinagre de vino (blanco o negro, el que tengas)
Categorías
Blog Celebraciones Recetas

Receta Fruit Christmas Cake

Nuestra última mesa dulce viene cargada de espíritu Navideño! ⛄️❤️❄️

Receta fruit christmas cake
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Un shooting de lujo elaborado junto a Studio Torden, donde además de las preciosas fotos, encontraras la receta de mi Fruit Cake. 

Fruit Christmas Cake

UTENSILIOS

3 moldes redondos de 18 cm
Batidor tipo Kitchen Aid

INGREDIENTES – para 1 tarta de 18 cm

𝐏𝐚𝐫𝐚 𝐞𝐥 𝐟𝐫𝐮𝐢𝐭 𝐜𝐚𝐤𝐞 

100 g de pasas sultanas⁣
100 g de albaricoques secos⁣
100 g de manzana desecada⁣
100 g de arándanos secos⁣
50 g de corteza de limón confitada⁣
50 g de corteza de naranja confitada⁣
130 centilitros de Grand Marnier⁣
50 g de granito de almendra crudo⁣
100 g de nueces troceadas⁣
250 g de mantequilla sin sal⁣
150 g de azúcar moreno⁣
100 g de miel⁣
1 cdta. de vainilla en pasta o extracto de buena calidad⁣
6 huevos M⁣
320 g de harina de repostería⁣
16 g de levadura en polvo⁣
½ cdta. de canela⁣
½ cdta. de jengibre en polvo⁣
¼ cdta. de clavo molido⁣

𝐏𝐚𝐫𝐚 𝐥𝐚 𝐜𝐫𝐞𝐦𝐚 𝐬𝐮𝐢𝐳𝐚 𝐝𝐞 𝐧𝐚𝐫𝐚𝐧𝐣𝐚 𝐲 𝐣𝐞𝐧𝐠𝐢𝐛𝐫𝐞:⁣

150 g de claras de huevo pasteurizadas⁣
300 g de azúcar⁣
400 g de mantequilla, a temperatura ambiente y en trozos⁣
1 naranja triturada entera (piel incluida) o 50 g de naranja en pasta⁣
1 cdta. de jengibre en polvo⁣

Receta fruit christmas cake

𝐏𝐚𝐫𝐚 𝐞𝐥 𝐟𝐫𝐮𝐢𝐭 𝐜𝐚𝐤𝐞:⁣

En un bol ponemos el licor y todas las frutas troceadas y las dejamos macerar mínimo toda una noche (puedes dejar macerar las frutas durante semanas, siempre y cuando el alcohol cubra las frutas).⁣

Forramos 3 moldes redondos con papel vegetal y precalentamos el horno a 160 ºC.⁣

Con ayuda de unas varillas (el globo si usas una Kitchen Aid o similar), batimos la mantequilla a temperatura ambiente a máxima potencia hasta que tenga textura de pomada, añadimos el azúcar y la miel y batimos unos minutos más, hasta que la mezcla blanquee y aumente de volumen.⁣

Agregamos la vainilla y los huevos, siempre de uno en uno, y seguimos batiendo hasta que esté todo integrado.⁣..

Tamizamos la harina con la levadura
y las especias, y vamos añadiendo poco a poco, mezclando con una espátula para no meter aire a la masa (si tienes una Kitchen Aid o similar cambia a la pala plana).
Ahora echamos las frutas junto con el licor y los frutos secos y seguimos mezclando un par de minutos, lo justo para que queden bien repartidos.
Echamos la masa en el molde y horneamos durante 60/80 minutos, o hasta que pinchando con una brocheta o cake tester en el centro del pastel, este salga limpio.

Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

𝐏𝐚𝐫𝐚 𝐥𝐚 𝐜𝐫𝐞𝐦𝐚 𝐬𝐮𝐢𝐳𝐚 𝐝𝐞 𝐧𝐚𝐫𝐚𝐧𝐣𝐚 𝐲 𝐣𝐞𝐧𝐠𝐢𝐛𝐫𝐞:

Montamos las claras de huevo y el azúcar al baño maría y seguimos batiendo hasta que el azúcar se haya disuelto y la mezcla esté bien caliente.
Vertemos la mezcla en otro cuenco (frío), o si utilizas un robot de cocina, en el cuenco correspondiente.

Batimos la mezcla a alta velocidad hasta que quede montada y forme picos estables (tarda unos 10 minutos).

El merengue tiene que enfriarse lo suficiente como para que la mantequilla que vamos a añadir en el siguiente paso no se funda.

Ahora añadimos la mantequilla en pequeños trozos, poco a poco, sin dejar de batir (pero ahora a baja velocidad). Al principio la mezcla puede parecer un poco grumosa, pero luego se arregla.

Cuando la mantequilla esté bien incorporada a la mezcla, ponemos la batidora a una velocidad mayor y seguimos batiendo la crema hasta que
presente un aspecto cremoso y suave.

Añadimos la naranja triturada y el jengibre e incorporamos con la espátula lo que quede en los bordes del cuenco.

Seguimos batiendo un minuto, para que quede todo bien mezclado.

𝐌𝐨𝐧𝐭𝐚𝐣𝐞:

Cortamos los bizcochos ya fríos igualamos los discos con ayuda de una lira.
Rellenamos las capas con ayuda de una manga y una boquilla lisa de 10 mm.

Al terminar nos ayudamos del molde con el que hemos horneado, colocándolo sobre la tarta y presionando ligeramente para igualar la altura de la tarta.
Para la decoración puedes utilizar algunas de las especias y frutas del bizcocho, un poco de ralladura de naranja, láminas de almendras cualquier fruto seco al gusto.


𝐀𝐥𝐠𝐮𝐧𝐨𝐬 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐞𝐣𝐨𝐬 𝐮́𝐭𝐢𝐥𝐞𝐬:
Este pastel está más bueno pasados un par de dias. Puedes guardarlo dentro de una lata para conservarlo mejor.

El paso de macerar la fruta es importante para que a la hora de mezclarla con la masa no caiga toda al fondo. Al estar macerada quedará repartida homogéneamente por el bizcocho.

Si no encuentras alguna de las frutas o alguna no te gusta, ¡haz tu propia combinación!
Siempre respetando la cantidad total de fruta: 500 gramos aproximadamente.
También puedes usar otros licores como Cointreau, coñac, ron o cualquier licor con una graduación alta para que macere la fruta.

Receta fruit christmas cake

Fruit Christmas Cake

El clásico bizcocho de Navidad, relleno de una deliciosa crema de naranja y jengibre
Tiempo de preparación 1 día 30 minutos
Tiempo de cocción 30 minutos
Plato Postre
Raciones 16 raciones

Equipment

  • 3 moldes redondos 18 cm
  • 1 Batidor tipo Kitchen Aid

Ingredientes
  

Para el bizcochos

  • 100 g pasas
  • 100 g albaricoques deshidratados
  • 100 g manzana deshidratada
  • 100 g arandanos deshidratados
  • 50 g piel de limón confitada
  • 50 g piel de naranja confitada
  • 130 ml Grand Marnier (Cointreau)
  • 50 g granito de almendras
  • 100 g nueces
  • 250 g Mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g Azúcar moreno
  • 100 g miel
  • 1 cdta Cucharadita de extracto de vainilla de buena calidad, o vainilla en pasta.
  • 6 Huevos M
  • 320 g Harina de pastelería
  • 16 g Levadura en polvo
  • ½ cdta canela
  • ½ cdta jengibre molido
  • ¼ cdta clavo molido

Para la crema

  • 150 g clara pasteurizada
  • 300 g Azúcar
  • 450 g Mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 naranja triturada piel incluida
  • 1 cdta jengibre en polvo

Elaboración paso a paso
 

  • Para el fruit cake:
    En un bol ponemos el licor y todas las frutas troceadas y las dejamos macerar mínimo toda una noche (puedes dejar macerar las frutas durante semanas, siempre y cuando el alcohol cubra las frutas).
    Forramos 3 moldes con papel vegetal y precalentamos el horno a 160 ºC.Con ayuda de unas varillas (el globo si usas una Kitchen Aid o similar), batimos la mantequilla a temperatura ambiente a máxima potencia hasta que tenga textura de pomada, añadimos el azúcar y la miel y batimos unos minutos más, hasta que la mezcla blanquee y aumente de volumen.Agregamos la vainilla y los huevos, siempre de uno en uno, y seguimos batiendo hasta que esté todo integrado.
    Tamizamos la harina con la levadura y las especias, y vamos añadiendo poco a poco, mezclando con una espátula para no meter aire a la masa (si tienes una Kitchen Aid o similar cambia a la pala plana).
    Ahora echamos las frutas junto con el licor y los frutos secos y seguimos mezclando un par de minutos, lo justo para que queden bien repartidos.
    Echamos la masa en el molde y horneamos durante 30 minutos, o hasta que pinchando con una brocheta en el centro del pastel, este salga limpio.Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  • Para la crema suiza de naranja y jengibre:
    Montamos las claras de huevo y el azúcar al baño maria y seguimos batiendo hasta que el azúcar se haya disuelto y la mezcla esté bien caliente.
    Vertemos la mezcla en otro cuenco (frío), o si utilizas un robot de cocina, en el cuenco correspondiente. Batimos la mezcla a alta velocidad hasta que quede montada y forme picos estables (tarda unos 10 minutos).
    El merengue tiene que enfriarse lo suficiente como para que la mantequilla que vamos a añadir en el siguiente paso no se funda.
    Ahora añadimos la mantequilla en pequeños trozos, poco a poco, sin dejar de batir (pero ahora a baja velocidad).
    Al principio la mezcla puede parecer un poco grumosa, pero luego se arregla.
    Cuando la mantequilla esté bien incorporada a la mezcla, ponemos la batidora a una velocidad mayor y seguimos batiendo la crema hasta que presente un aspecto cremoso y suave.
    Añadimos la naranja triturada y el jengibre e incorporamos con la espátula lo que quede en los bordes del cuenco. Seguimos batiendo un minuto, para que quede todo bien mezclado
  • Montaje:
    Igualamos los bizcochos ya fríos con ayuda de una lira.
    Rellenamos las capas con ayuda de una manga y una boquilla lisa de 10 mm.
    Al terminar nos ayudamos del molde con el que hemos horneado, colocándolo sobre la tarta y presionando ligeramente para igualar la altura de la tarta.
    Para la decoración puedes utilizar algunas de las especias y frutas del bizcocho, un poco de ralladura de naranja, láminas de almendras o cualquier fruto seco al gusto.
  • Algunos consejos útiles:
    Este pastel está más bueno pasados un par de días. Puedes guardarlo dentro de una lata para conservarlo mejor.
    El paso de macerar la fruta es importante para que a la hora de mezclarla con la masa no caiga toda al fondo.
    Al estar macerada quedará repartida homogéneamente por el bizcocho.Si no encuentras alguna de las frutas o alguna no te gusta, ¡haz tu propia combinación!
    Siempre respetando la cantidad total de fruta: 500 gramos aproximadamente.
    También puedes usar otros licores como Cointreau, coñac, ron o cualquier licor con una graduación alta para que macere la fruta.
Keyword cake,, fruit cake, pastel, postres navideños, recetas navideñas, tarta

Espero que os guste!
Feliz navidad y feliz 2016!!!

Fotografía y estilismo: Studio Torden
Mesa dulce: Mericakes

Espero que os guste! 

Si queréis una mesa dulce única, espectacular y deliciosa, no tienes mas que ponerte en contacto con nosotros y organizaremos una cita en nuestro atelier para haceros un presupuesto sin compromiso.

Formulario

hola@mericakes.com

tlf: 636 785 617

c/ Tordera 49, 08012 Barcelona (Imprescindible cita previa

Si te gusta la pasteleria y te apetece aprender nuevas recetas e impresionantes técnicas, no te pierdas nuestros cursos presenciales en nuestra escuela de Barcelona!

Categorías
Blog Recetas

Mini tartaletas de Cacao y manzana caramelizada

Facebook
Twitter