Categorías
Creaciones Recetas

Mini tartaletas de Cacao y manzana carmelizada

Me chifla el otoño, sobre todo gastronómicamente hablando.

Los días se acortan, llega el fresquito y con él las ganas de meternos en el cuerpo comidas copiosas y calentitas… Sopas, cremas, boniatos, castañas, setas, calabaza…

La receta de hoy es un homenaje a los postres de otoño y una versión de mi postre favorito, la “tarta tatin”. Y como una es chocoadicta, he cambiado la típica masa brisa por unas mini tartaletas de sablé bretón de cacao ¡¡que saben a gloria, combinadas con la manzana caramelizada!!

Quiero dar las gracias al fabuloso equipo de Studio Torden con los que una vez más he tenido el placer de colaborar, encargándose de la sesión de fotos de esta receta.

tartaleta-manzana-cacao-caramelo-canela-receta-mericakes-sugartremens-reposteria-4

Ingredientes (Para 6 tartaletas)

Para la tartaleta de sablé bretón

3 yemas de huevo
130 g de azúcar moreno
150 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
50 g de cacao puro
150 g de harina de repostería
15 g de levadura
½ cdta de sal

Para la manzana caramelizada

350 g de manzanas (Variedad Red Delicious)
150 g de azúcar
40 g de mantequilla
30 ml de agua templada
½ cdta de canela molida
1 cdta de extracto de vainilla o vainilla en pasta

Para la salsa de caramelo

150 g de azúcar
40 g de mantequilla
30 ml de agua templada
½ cdta de canela molida
1 cdta de extracto de vainilla o vainilla en pasta

tartaleta-manzana-cacao-caramelo-canela-receta-mericakes-sugartremens-reposteria-2

Elaboración

Empezamos preparando la masa.

Vierte las yemas y el azúcar en un recipiente y bátelas hasta que blanqueen (puedes utilizar un batidor tipo KA). Cuando estén bien montadas, añade la mantequilla ablandada y sigue mezclando hasta que quede bien integrada.

Tamiza los ingredientes secos y añádelos a la masa (si usas batidor de pie, cambia a la pala plana) y emulsiona con ayuda de una espátula.

Haz una bola, envuelve la masa en film y déjala reposar en la nevera 2 horas.

Ahora vamos a por las manzanas caramelizadas.

En una cacerola de fondo grueso, derrite el azúcar en seco hasta que tenga un color dorado. Fuera del fuego, y con mucho cuidado, añade el agua templada y devuélvelo al calor, removiendo con una espátula hasta que el caramelo esté liso y sin grumos. Puedes terminar de mezclarlo apartado de los fogones, para evitar que el caramelo se queme. Si ves que no se termina de fundir bien, coloca la cacerola de nuevo al fuego unos segundos más y remueve. Retira del fuego.
Agrega la vainilla, la canela y la mantequilla y mezcla hasta que el caramelo este homogéneo.

(Repite el mismo proceso para preparar la salsa de caramelo)

tartaleta-manzana-cacao-caramelo-canela-receta-mericakes-sugartremens-reposteria-3

Precalienta el horno a 170 Cº. Pela, retira el corazón de las manzanas y córtalas en dados de 5 cm. En una bandeja para el horno, coloca las manzanas y vierte sobre ellas el caramelo. Cubre la bandeja con papel de aluminio y hornea durante 30 minutos.

Retira el papel y si aún tuviera mucho líquido, hornea 5 minutos más sin el papel de aluminio, para que se evaporen un poco los jugos.

Deja que se enfríe ligeramente y chafa las manzanas con un tenedor. Para esta presentación, he utilizado un molde de semiesferas, rellenando cada semiesfera con las manzanas caramelizadas y dejándolo en el congelador 1 hora para poder desmoldarlas.

Si no tienes molde de semiesferas, no pasa nada, simplemente reserva las manzanas caramelizadas en un bol.

Precalienta el horno a 180 Cº. Saca la masa de cacao de la nevera y, sobre la mesa enharinada (cuidado que se pega bastante), estírala a 6 mm de grosor. Corta 6 círculos de aprox. 10 cm y forra con los moldes de tartaletas presionando en el centro y los laterales para que se adapte (fíjate en el diámetro más ancho de tus moldes para tartaletas, para saber de cuánto tienes que cortar los discos).

tartaleta-manzana-cacao-caramelo-canela-receta-mericakes-sugartremens-reposteriaHornea las tartaletas durante 10 minutos, o hasta que al pinchar el centro con un palillo, este salga limpio.

Retira del horno y deja enfriar en los moldes 5 minutos. Luego desmolda con cuidado y deja enfriar completamente sobre una rejilla.

Montaje

Desmolda las semiesferas de manzana y píntalas con un poco de mermelada de albaricoque para que no se sequen. Coloca una semiesfera sobre cada tartaleta (si no has utilizado los moldes de semiesfera, coloca 1 o 2 cucharadas del preparado de las manzanas caramelizadas) y baña con un poco de la salsa de caramelo. Antes de servirlo, puedes darle un golpe de horno o de micro para que queden templaditas. Y si ya las acompañas de una buena bola de helado de vainilla con nueces de macadamia… ¡¡Será orgásmico!!

tartaleta-manzana-cacao-caramelo-canela-receta-mericakes-sugartremens-reposteria-9

Consejos

Si no eres muy fan del cacao (dios te perdone), puedes sustituir los 50 g por harina, y añadir ralladura de limón o de naranja, canela, vainilla, jengibre…

También puedes preparar esta receta en una tartaleta grande, en un molde de 20/22 cm. Lo único que variará es el tiempo de cocción. Con 18 min. bastará. En este caso, no vale la pena hacer las semiesferas, quedará mejor la manzana en plan rústico, chafada poco y mal con el tenedor.

He utilizado manzanas de la variedad Red Delicious porque es la que encontré en el mercado ese día y estaban preciosas, pero también puedes preparar la receta con Golden o Royal Gala.

La salsa de caramelo la puedes guardar en la nevera hasta un mes en un bol de cristal o un tupper, y le queda genial a helados, gofres, crepes o ¡para chuperretearte el dedo!

Con la colaboración de: studiotorde_logo_negro-300x165

Categorías
Creaciones Recetas

Receta Rollos de Canela (Cinnamon Rolls)

La primera vez que probé los cinnamon rolls, fue en una cafetería que había en el barrio de Gracia, en Barcelona. Su dueña, una chica sueca, horneaba cada día plum cakes, muffins, galletas, scones y rollos de canela entre otras delicias… me encantaba esa cafetería. Por desgracia, a los dos años cerró y me dejó huérfana sin mis cinnamon rolls y tuve que ponerle remedio.
Los cinnamon rolls son de origen Sueco, donde se los conoce con el nombre de “kanelbulle” son el bollo por excelencia y tienen incluso su día oficial en el calendario, el 4 de octubre.
Pero como pasa con muchas otras comidas, los que le dieron el boom a estos bollos fueron los americanos, que añadieron más azúcar, el glaseado y en algunas ocasiones pasas y frutos secos.
A mí me gustan muy especiados, por lo que además de la canela les añado jengibre, cardamomo y anís, pero si no sois muy fans de esas especias podéis poner solo canela, o hacer vuestra propia combinación de especias.
Esta es una receta de las fáciles, de las que no tienen complicaciones ni ingredientes gourmet, pero a la que te harás adicta porque ¡están para morirse!

Cinnamon rolls

Cinnamon rolls

Ingredientes para 20 unidades

Para la masa
590 g de harina de fuerza (en los supermercados Lidl puedes encontrarla)
100 g de azúcar
20 g de levadura fresca
2 huevos
5 g de sal
5 semillas de cardamomo
1 vaina de vainilla
300 ml de leche entera
15 ml de vinagre blanco
140 g de mantequilla derretida

Relleno
100 g de azúcar de caña integral
100 g de harina de almendra
30 g de canela
5 g de jengibre
5 g de anís molido (opcional)
Una pizca sal
5 g de cardamomo molido
150 g de mantequilla derretida

Glaseado
150 g de crema de queso
150 g de icing sugar (azúcar impalpable)
5 ml de extracto de vainilla de buena calidad
50 ml leche

Elaboración

Precalienta el horno a 40ºC

Empieza preparando una infusión con la leche, las semillas de cardamomo y la vainilla. Machaca un poco el cardamomo y abre la vaina de vainilla raspando la pulpa con ayuda de un cuchillo. Calienta 2 minutos a máxima potencia en el microondas y déjalo enfriar a temperatura ambiente para que la leche vaya cogiendo el aroma de las especies. Cuando este fría, pasa la infusión por un colador de malla fina para eliminar las semillas. Separa un par de cucharadas de esta leche para diluir la levadura fresca. Ahora añade el vinagre blanco y deja 15 minutos para que se corte. Reserva.

Calienta un poco las dos cucharadas de leche y diluye en ella la levadura fresca. En un bol de la Kitchen Aid (o similar) añade la harina, la sal y el azúcar y mezcla con la pala un par de minutos. Agrega la infusión y la levadura disuelta y sigue mezclando hasta que esté todo integrado. Continúa añadiendo los huevos ligeramente batidos  y por último agrega la mantequilla a temperatura ambiente y en trocitos y mezcla hasta que esté todo bien integrado.

Cambia al accesorio del gancho y amasa durante 30 minutos a velocidad media para que se desarrolle bien el gluten. Esta parte es importante, si no tenemos Kitchen Aid o similar, tocará hacerlo a mano. La masa tiene que quedar elástica sin estar quebradiza.

Primera fermentación

Engrasa un bol con aceite y pon la masa dentro. Cubre el bol con film transparente y déjala hasta que doble su volumen. Esto dependerá mucho de la temperatura de tu cocina. Como yo tengo poca paciencia, pongo el bol dentro del horno a 40º y coloco una cuchara entre la puerta del horno y el horno para que no se cierre del todo. Con este sistema, me doble de volumen en 1 hora.

Cuando ya ha doblado su volumen, presiona la masa para desgasificar utilizando tus nudillos. Haz una bola con la masa y déjala reposar 10 minutos cubierta con un paño antes de estirarla.

Cinnamon rolls

Mientras esperas prepara el relleno: en un bol mezcla el azúcar de caña, la almendra, las especias, la sal y la mantequilla hasta que el relleno tenga una consistencia de arena mojada. Reserva.

Estira la masa con ayuda de un rodillo en forma de rectángulo de 60x45cm aproximadamente.

Cubre la masa con el relleno de azúcar y especias, dejando un borde de 1cm por los lados. Presiona el relleno con una espátula para que quede adherido. Con ayuda de una espátula despega la masa de la encimera y enróllala sobre sí misma empezando por el lado largo. Cuando tengas el tronco enrollado, pellizca ligeramente para sellarlo. Con ayuda de un cuchillo afilado, corta discos de 3cm de ancho (salen entre 18 y 20 rollos) y ve colocando los cinnamon rolls sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno.

Segunda fermentación

Cinnamon rolls

Cubre los cinnamon rolls con film asegurandote que queden bien tapados y llévalos de nuevo al horno para que doblen de nuevo su volumen. En esta ocasión los he tenido 30 minutos a 40º con la puerta del horno sin cerrar del todo.

Horneado

Pinta los cinnamon rolls con huevo batido y cubre con azucar perlado. Hornea los rollitos a 180º altura media durante 15 minutos o hasta que los bordes estén dorados. (El tiempo puede variar en cada horno, así que la primera vez que los hagas empieza a controlarlos a los 10 min. de cocción).

Cuando estén hechos, déjalos enfriar unos 10 minutos encima de una rejilla.

Mientras se enfrían, vamos a preparar el glaseado. Pon todos los ingredientes en un bol y bate durante 3 o 4 minutos hasta que quede una crema con una consistencia como el yogur líquido. Baña los rollos de canela cuando aún estén templados y ¡a disfrutar!

cinnamon-rolls-mericakes-receta-rollos-de-canela-sugartremens-barcelona

Conservación:

Si por un casual te sobraran, cosa que dudo, guárdalos en un Tupper o con una campana de cristal, resguardados del aire, de lo contrario se secan. Para disfrutar de tus cinnamon rolls, calienta ligeramente antes de comerlos, es como mejor saben!

Sweet life.

Categorías
Bodas Celebraciones Creaciones Eventos Prensa Recetas

Mesa dulce Alicia en el país de las maravillas para la revista Sugartremens

La espera se ha hecho larga, pero ha valido la pena!!

Por fin os puedo enseñar las preciosas imágenes de la mesa dulce que hicimos hace unos meses mis socios Sensacions y yo para el 3er numero de la revista de repostería y cosas bonitas, Sugartremens. 😀

Una mesa inspirada en el cuento de Lewis CarrollAlicia en el país de las maravillas, y su fabulosa, loca y extravagante escena de “La hora del te”.

Una mesa con galletas que te harán crecer, tartas con gatos que sonríen y conejos con chaleco, deliciosos macarons, tartas en tarros, tazas de flores y mucha mucha muchísima MUCHEDAD!

Las preciosas fotografías son de el equipo de Swingyourpics, gracias Cris por el excelente trabajo!!
Ademas tuvimos una colaboración muy especial con Customizarte, que nos hizo las ilustraciones de la tarta.
Gracias también a La garriga de Castelladral que nos dejo su precioso bosque para hacer la sesión de fotos, y a Verdemandarina que nos dejo las preciosas tazas, platos, teteras y demás atrezzo.

Si queréis disfrutar de todas las recetas de esta maravillosa mesa dulce, ademas de entrevistas, PAP, y muchísimas otras recetas de grandes como Baker street, Yocuna, Kanela y limón solo tenéis que conseguir vuestro ejemplar de el 3er numero ME QUIERES, NO ME QUIERES de Sugartremens, aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Espero que la disfrutéis tanto como lo hemos hecho nosotros diseñando, horneando y montando esta preciosa mesa. 🙂
Sweet life

 

Si queréis un mesa dulce única, espectacular y deliciosa, no tienes mas que ponerte en contacto con nosotros y organizaremos una cita en nuestro atelier para haceros un presupuesto sin compromiso.

Formulario

hola@mericakes.com

tlf: 636 785 617

c/ Tordera 49, 08012 Barcelona (Imprescindible cita previa)

Categorías
Creaciones Recetas

Receta infalible de Macarons

¿Quien no ha probado hacer macarons y ha fracasado en el intento? Pues te traigo una receta de las que funcionan a la PRIMERA!! Increíble pero cierto.

Para 50/55 Macarons
110 g de almendra molida
220 g de azúcar glas
110 g de claras de huevo envejecidas (la noche anterior, déjalas a temperatura ambiente tapadas con papel film toda la noche)
50 g de azúcar granulado
1 cucharadita de rosa en pasta (opcional)
colorantes en gel rojo
Elaboración:
Mezcla la harina de almendra junto al azúcar glas y pásalo por un picador eléctrico para eliminar grumos, (esto te evitara tamizar 2 o 3 veces luego).
Tamiza la mezcla de almendra y azúcar con un colador de malla, y ayúdate con el reverso de una cuchara para deshacer los posibles grumos. Reserva.
Con ayuda de un batidor de pie (tipo Kitchen Aid) o como mínimo unas varillas dobles eléctricas, bate las claras envejecidas a velocidad máxima. Cuando empiece a hacer espuma, añade el azúcar y sigue batiendo a máxima velocidad hasta que tengas un merengue firme, que al levantar las varillas se forme un pico.
En este momento es cuando tienes que añadir el color y el sabor, pero OJOCUIDAO! No podemos echar lo primero que pillemos.
La regla básica es, no añadir nada que cambie la textura del merengue. Así qué fuera zumos, licores, mermeladas y colorantes líquidos.
Yo siempre trabajo con frutas en pasta, mucho más concentradas y con muy poco azúcar, y colorantes en gel, los mismos que usas para teñir el fondant.
En este caso añado la cucharadita de rosa en pasta, que si no os gusta en casa, puedes cambiar por frambuesa, fresitas del bosque, mora, melocotón… Sólo ten en cuenta, que el color del degradado irá en función de la fruta que uses.
Una vez puesto el sabor, separo el merengue en tres partes iguales (pesalo para asegurarte).
Y tiñe con el color elegido. El primer bol muy poca cantidad, el segundo un poco más, y el tercero el más subido.
En el mismo bol donde tienes el merengue, añade una tercera parte de la mezcla de almendra y azúcar. Con ayuda de una espátula o lengua, ves mezclando con movimientos envolventes de abajo arriba. Cuando este mezclado pero aún veas algún grumito, añade la otra parte y sigue trabajando la masa con la espátula (si ves algún grumito, puedes usar la espátula para chafar lo contra la pared del bol).
Sigue mezclando hasta que este todo integrado, pero ojo con pasarte. Como la base de los macarons es un merengue, y el merengue se compone de aire, hay que ir con cuidado de mezclar suavemente, y de no hacerlo en exceso, para no romper ese aire que contiene el merengue y que la masa nos que liquida.
El truco para saber cuando esta listo, es levantar la espátula con masa, y que esta caiga en forma de cinta.
Llena con la masa un manga pastelera con una boquilla redonda lisa del n°10 y sobre un tapete para macarons o uno de silicona (los dos van igual de bien, pero en uno ya tenemos las marcas, puedes hacerte una guía haciendo círculos de 4cm de diámetro y poniéndola debajo del tapete de silicona)
Con la manga perpendicular al tapete, presiona la manga sin mover la hasta que se forme una bola casi del mismo tamaño que la plantilla del tapete (siempre hay que dejar un margen, porque la masa se expande. En el caso de los tapetes para macarons, suelen tener dos círculos, el más pequeño es hasta donde tienes que rellenar de masa .
Una vez rellenado todo el tapete, pásalo a una bandeja de horno y dale unos golpecitos secos para quitar las burbujas de aire y ¡a dejar secar!
La superficie de cada concha tiene que estar seca, de lo contrario durante el horneado se agrietarán. ¿Y como sabes cuando esta secó? Pues cuándo toques la superficie con la yema del dedo y tu huella no se quede marcada en la masa.
El tiempo de secado varía mucho dependiendo de la temperatura ambiente y de la humedad, así que lo mejor es ir haciendo la prueba del dedo. En un día de calor se secan en 20 minutos, en uno de frío toda una noche.
Recomiendo paciencia extra en este paso. Si ya has llegado hasta aquí, aguanta un poco más y deja que se sequen! 😉
Precalienta el horno a 150ºC por arriba y por abajo y si tienes opción de ventilador mejor (hará que el aire caliente se reparta mejor, y se haga toda la bandeja por igual). Cuando esté caliente colocas la bandeja en la segunda altura del horno, empezando por abajo, y los dejas 5 minutos.
Pasados esos 5 minutos, abres la puerta del horno para que salga el vapor, (en este punto ya tiene que empezar hacerse el pie del macaron, la parte rugosa) horneas 5 minutos más. A partir de los 10 minutos de horneado, te recomiendo que te quedes pegado al horno y vayas controlando cada minuto. Depende de cada horno y de la cantidad de macarons, estarán listos en 11 minutos o en 14.
Para saber si están listos, intenta levantar un poco el macaron por el pie y si se despega del tapete, esta listo, si por el contrario ves que aún se pega mucho o esta crudo, lo dejas un minuto más, pero no te despistes, en un minuto más pueden estar listos.
Déjalos enfriar fuera del horno y no los saques del tapete hasta que no estén completamente fríos.
Una vez fríos, puedes rellenarlos con ganaches, Suis buttercream, lemond curd, confituras…
Consejos:
-Utiliza almendra molida cruda, no tostada. Tiene menos grumos, y el sabor es más suave.
-Para conservarlos, guárdalos en un Tupper en la nevera, y sácalos al menos 1 hora antes de consumirlos. Puedes tenerlos hasta una semana en la nevera.
-Puedes cambiar la rosa por cualquier otra pasta concentrada (fruta, frutos secos, violeta, café, mojito…)
-Las claras pueden ser naturales o pasteurizadas, lo que tengas en casa. Las claras se envejecen para que pierdan agua y el merengue resultante tenga más proteína, por lo que tendrá más estabilidad y por ende menos posibilidades de que se nos baje la masa.
Cuenta la leyenda, que algunos seres mitológicos, utilizando claras sin envejecer…LES SALÍAN LOS MACARONS! Cómo yo no soy un unicornio, no me cuesta nada sacar las claras un día antes y no arriesgarme.
Pero si te pasa, haz fotos, avisa a las vecinas, llama a tu madre y sobre todo, mándanos fotos y comparte tu triunfo con nosotros!! 😀
Sweet life
Categorías
Creaciones Recetas

Delicias Turcas – Receta

Las delicias turcas, lokum en turco, son las abuelas de las gominolas que conocemos hoy en día. La tradición de hacer estas golosinas se data en la época medieval, pero fue en 1776 cuando un confitero procedente de Anatolia llegó a Estambul y las puso de moda, llegando a ser el dulce favorito del Sultán. En el siglo XIX, con el Imperio Británico, cruzaron la frontera y se hicieron muy populares en Europa.

delicias-turcas-mericakes-pasteleria-receta-turquia-pistacho-rosas-gominolas-lokum-agua-de-azahar-barcelona-pastry-chef-golosinas_fotor

Picasso las comía a diario para concentrarse en su trabajo, mientras que el lokum favorito de Winston Churchill Napoleón era el relleno de pistacho.

La primera vez que las probé fue en la preciosa pastelería del Hotel Marmara Taksim en Estambul. Estaban tan ricas que iba cada día a merendar y, antes de marcharme, compré una caja para llevarme a casa, que duró menos de lo que me hubiera gustado…

¡Así que me tocó aprender hacerlas yo misma!

Ingredientes (para 70 unidades, aproximadamente)

1kg de azúcar granulado
850 ml de agua fría
1 cucharadita de zumo de limón
150g de harina de maíz
1 cucharadita de cremor tártaro
2 cucharadas de agua de rosas
Colorante rojo o rosa
150g de pistachos crudos pelados
Aceite de girasol para untar
85g de azúcar glas

delicias-turcas-mericakes-pasteleria-receta-turquia-pistacho-rosas-gominolas-lokum-agua-de-azahar-barcelona-pastry-chef-golosinas

 

Preparación

Calienta en un cazo, a fuego lento, el azúcar con el zumo de limón y 375 ml de agua y remueve con unas varillas constantemente, hasta que el azúcar este totalmente disuelto.

Llévalo a ebullición y déjalo hervir hasta que alcance los 120º C (puedes comprobarlo con un termómetro de para caramelo o con el termómetro de pinchar la carne, que es más económico). Retira el cazo del fuego y reserva.

Mezcla 120 g de harina de maíz con el cremor tártaro y 250 ml de agua en un cuenco refractario, y remueve hasta que adquiera una consistencia homogénea. Lleva a ebullición el resto del agua en un cazo y añádela a la mezcla del cuenco. Pasa la mezcla a la cacerola y cuécela a fuego medio, sin dejar de batir, hasta que espese y burbujee.

Ahora, añade el almíbar caliente poco a poco, sin dejar de remover. Lleva a ebullición y déjalo hervir a fuego lento, removiendo cada 15 min con una cuchara de madera, durante más de una hora. Pasado ese tiempo, verás que la mezcla adquiere un color dorado pálido. Retira del fuego y añade el agua de rosas, el colorante y los pistachos troceados.

delicias-turcas-mericakes-pasteleria-receta-turquia-pistacho-rosas-gominolas-lokum-agua-de-azahar-barcelona-pastry-chef-golosinas

Vierte la mezcla en un molde cuadrado de 20 cm, untado ligeramente con aceite y déjalo reposar a temperatura ambiente durante un mínimo de 12 horas.

Mezcla el azúcar glas con el resto de la harina de maíz en un bol grande. Corta cuadrados de 2,5 cm con un cuchillo engrasado y pásalos por la mezcla de azúcar. Puedes conservarlos en un recipiente hermético, espolvoreados con el resto del azúcar para evitar que se peguen unos a otros.

delicias-turcas-mericakes-pasteleria-receta-turquia-pistacho-rosas-gominolas-lokum-agua-de-azahar-barcelona-pastry-chef-golosinas

Por supuesto, puedes probar otras combinaciones de sabor, con agua de azahar y almendras, agua de jazmín y nueces, un poco de licor, otros colores…

Sweet Life

Categorías
Creaciones

Receta Tarta crujiente de granola con yogur y frambuesas

La granola es una mezclad de copos de avena, frutos secos y miel que se toma en el desayuno mezcladas con yogurt y fruta fresca. Resulta un desayuno perfecto y sano, por su aporte calórico. He sacado esta receta del libroPies & Tarts” de Martha Stewart y la he adaptado a mi manera 😉

 

Como en España no es tan fácil encontrar granola en los supermercados he hecho una granola casera a partir de crujiente de avena “Krunchy avena” (en tiendas de productos biológicos) y frutos secos.

Ingredientes:

Para la base:
250 gr de crujiente de avena (cereales de desayuno)
50 gr de nueces, avellanas o cacahuetes picados
40 gr de azúcar
1 cucharada de miel
1 cucharada de canela
4 cucharadas de mantequilla sin sal derretida

Para la crema:
240 gr de yogur griego
220 gr de mascarpone
3 cucharadas de azúcar
1 cucharadita de vainilla en pasta o extracto de buena calidad

Para decorar:
250 gr de frambuesas
Miel para decorar

Precalienta el horno a 170° C. En un robot de cocina pica 200 gr de la avena con el azúcar, los frutos secos, la miel y la canela hasta que quede uniforme. Añade por encima la mantequilla derretida y pica unos segundos de nuevo. Por ultimo echa el resto de la avena y pica unos últimos segundos hasta que la mezcla quede homogénea.

Pon la mezcla en un plato para hornear de 22 cm. presionando bien en el centro y los laterales para que quede compacto. Guárdalo en la nevera durante 15 minutos para que coja firmeza.
Hornea la masa hasta que este dorada, unos 10 minutos. Sácala del horno y déjala enfriar completamente sobre una rejilla.

Vamos a por la crema. En un bol bate el queso hasta que tenga una textura suave. Añade el azúcar y la vainilla, bate de nuevo para integrar los ingredientes. Por ultimo agrega el yogur (si tuviera suero, no lo pongas) y mezcla despacio hasta que la crema este suave.

Vierte la crema sobre la base de granola y guarda la tarta en la nevera hasta que la crema cuaje, mínimo 6 horas o una noche. (Si tu nevera es no-frost recuerda envolverla en film para que no se reseque). Justo antes de servir disponer las frambuesas en la parte superior y rociar con un poco de miel, la cantidad va a gusto del consumidor ;).

Prueba variantes de esta tarta cambiando los frutos secos o añadiendo trozos de coco seco, dátiles, pasas o plátano, y combina con la fruta fresca que más te guste.

¡Una tarta con ingredientes sanos, para no sentirte culpable si te comes dos o tres trozos!

¡¡Enjoy it!!Sweet ife

Categorías
Creaciones Recetas

Receta Devil’s food

Esta receta de la América sureña de principios del siglo XX, no se llama “alimento del diablo”
por casualidad. Si la haces no podrás dejar de caer en la tentación de comerte
un buen trozo, y no probarla ¡es un pecado de los gordos!

Ingredientes: (para un molde de 20 cm)
340
g Mantequilla sin sal
125 g de
cacao
250 ml de agua
hirviendo
250 g de
crema agria o crema de fresa
330 g de
harina
1/2 cdta sal
1 cdta levadura
en polvo
1 cdta bicarbonato
500 g de
azúcar
4 cdta extracto
de vainilla
4 huevos L
Elaboración:
En un bol pon el cacao y vierte el agua hirviendo, mezcla con unas varillas y añade la crema
agria y sigue removiendo hasta que quede homogéneo.
En otro bol bate la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta que blanquee y
aumente de volumen (si utilizas un batidor eléctrico mejor que mejor).
Añade los huevos de uno en uno hasta que se integren en la mantequilla y quede una crema suave y
lisa.
Ahora agrega la mezcla de cacao y la harina junto la levadura y el bicarbonato tamizados, y con
ayuda de una espátula mezcla hasta que quede todo integrado. Este paso es mejor hacerlo a mano para no añadir aire a la masa.
Engrasa o forra con papel vegetal, un molde de 20 cm.
Con el horno precalentado a 180 grados, hornea durante 50 minutos, o hasta que pinchando en el centro con un palillo este salga limpio.
Desmolda en una rejilla y, aún caliente, colócalo en una base de cartón o en un plato plano y
envuelve con film transparente. Así puedes guardarlo en la nevera hasta una semana como si estuviera recién hecho, o 2 meses en el congelador.
A la hora de cortarlo, al estar frio se desmiga muchísimo menos y es más fácil cortar capas finas.
Si vas a decorar tu tarta con fondant, te recomiendo que pongas al menos 3 cortes de relleno.
Crema de vainilla
250 ml de claras
pasteurizadas
500 gr de azúcar
1 vaina de
vainilla
Elaboración:
Coloca las claras, el azúcar y el interior de la vaina de vainilla en una olla y ponla al baño maría.
Con ayuda de un batidor, remueve sin para hasta que la mezcla este caliente y empiece a estar
esponjosa.
Pasa el merengue a un bol y bate a velocidad máxima para montarlo. Estará listo cuando este
templado y al levantar las varillas haya un pico duro, también podéis hacer la
prueba de darle la vuelta al bol, ¡eso ya depende de lo valiente que te sientas!
Puedes utilizar esta crema para rellenar y cubrir tus layer cakes. Prueba a decorar unos
cupcakes de chocolate utilizando una boquilla rizada, queda genial, y aguanta
varios días fuera de la nevera sin estropearse.
Montaje:
Con ayuda de una lira, haz uno o dos cortes al bizcocho y rellena con ayuda de una espátula con
el merengue de vainilla. Luego cubre la tarta con el resto del merengue y decora con ayuda del reverso de una cuchara.
Si quieres darle un toque rustico, pásale un soplete por encima para tostar un poco la parte exterior del merengue.

 

Sweet life
Categorías
Creaciones Recetas

Receta Watermelon cupcakes

Tenia que ir a recoger a mi amiga Numi al aeropuerto y quería recibirla de una manera muy dulce, así que hice una variación del clásico Red velvet un poco más
veraniego, con sabor a sandia!!

Watermelon Velvet
Ingredientes:   (para 15 cupcakes)
Secos:
250
gr harina de repostería
300
gr azúcar
1
cucharada cacao en polvo
1
cucharadita bicarbonato sódico
60
gr de pepitas de chocolate negro.
Húmedos:
2
huevos L
200
ml. aceite vegetal
1
taza (240 ml.) buttermilk (suero de leche)
*30
ml. colorante rosa
1
cucharadita (5 ml.) vinagre blanco
1
cucharadita (5 ml.) extracto de sandia
Elaboración:
Precalienta
el horno a 175º y coloca las capsulas de papel en una base metálica.
En
un bol mezcla bien los ingredientes secos
y resérvalos.
En
otro bol bate bien los ingredientes húmedos.
Incorpora
1/3 de los ingredientes secos sobre los húmedos y con ayuda de una pala de
madera ves removiendo para que se unan (No usamos un batidor para no agregar
aire a la masa). Ves echando el resto de los ingredientes secos, con
movimientos envolventes, hasta que estén justo incorporados, pero bien
integrados.
Con ayuda de una manga pastelera,  rellena ¾ partes de cada capsula.
Introduce en el horno precalentado durante 18 minutos, o hasta que al pinchar con un
palillo este salga limpio.
Crema suiza de fresitas del bosque y mascarpone.
Ingredientes:
150
gr de clara de huevo pasteurizadas
300 gr de azúcar
450 gr de mantequilla, a temperatura ambiente y en trozos
1 cucharada de fresitas del bosque en pasta.
100
gr de mascarpone
Monta las claras de huevo y el azúcar al baño
maría. Sigue batiendo hasta que el azúcar se haya disuelto y la mezcla esté
bien caliente.
Vierte la mezcla en otro cuenco (frío), o si
utilizas un robot de cocina, en el cuenco correspondiente. Bate la mezcla a
alta velocidad hasta que quede montada y forme picos estables (tarda unos 10
minutos). El merengue tiene que enfriarse lo suficiente como para que la
mantequilla que vamos a añadir en el siguiente paso no se funda.
Añade la mantequilla en pequeños trozos, poco
a poco, sin dejar de batir (pero ahora a baja velocidad). Al principio la
mezcla puede aparecer un poco grumosa, pero luego se arregla.
Cuando la mantequilla esté bien incorporada a
la mezcla, pon la batidora a una velocidad mayor y sigue batiendo la crema
hasta que presente un aspecto cremoso y suave.
Añade la pasta de fresitas del bosque y el
mascarpone e incorpora con la espátula lo que quede en los bordes del cuenco,
sigue batiendo un minuto, para que quede todo bien mezclado.
Decoración:
Pon la crema dentro de una manga desechable
con una boquilla rizada y decora de dentro hacia afuera. Esparce un poquito de
azúcar negro sobre cada cupcake, también puedes utilizar gotas de chocolate,
para simular las pepitas de sandía.
Las flores son petunias de pasta de goma, hechas
con este molde.
Observaciones:
La buttermilk es el suero de la leche, en España es muy desconocido, pero se usa
mucho para repostería en los países del norte de Europa.
Aquí en España la puedes encontrar en los supermercados LIDL o Carrefour.
Pero también puedes hacerla casera, basta con añadir 15ml (1 cucharada) de vinagre
blanco o zumo de limón a 240ml. de leche entera y espera 15 minutos.
La cantidad de colorante depende de la marca que uses.
El maroma de sandía que he usado en esta receta es de homechef, tienen una lista
larguísima de aceites esenciales y aromas.

 

Sweet life
Categorías
Creaciones Recetas

Receta NY Cheesecake

Todo el mundo hace los buenos propósitos para año nuevo, dejar de fumar, ir al gim, apuntarse a ingles….. como yo siempre voy tan liada y no llego a todo, he decidido adelantar los buenos propósitos y empezar por hacer un poquito, solo un poquito, al blog!
¿Y qué mejor que volver con la receta NY Cheesecake?

 

Receta NY Cheesecake

Esta es una de mis tartas favoritas, junto al Carrotcake, de las que repites y cuando te das cuenta no quedan ni las migas….. tanto que casi no pude hacerle foto!!

Vamos a por la Receta NY Cheesecake.

Receta NY Cheesecake

Receta NY Cheesecake

Ingredientes: Para un molde redondo de 18cm

Para la base

200 gr. de galletas Digestiv
1 cucharadita de canela
30 gr. de azúcar
130 gr. de mantequilla

Para la mezcla

300 gr. de queso crema tipo Philadelphia
300 gr. de Mascarpone
2 cucharadas de harina
90 gr. de azúcar
3 huevos L
50 ml de nata fresca espesa
1 cdta. de vainilla en pasta
La ralladura de medio limón

Para el topping de nata agria

120 ml. de nata agria
30 gr. de azúcar
1 cdta. de vainilla en pasta

Para el glaseado

80 gr. de confitura (de frambuesas, frutas del bosque, moras, fresa… lo que más te guste )
1 chda de agua

Elaboración:

Base

Lo primero que tienes que hacer es forrar con papel vegetal tu molde. De esta manera no necesitas un molde desmoldable. Dibuja el contorno de la base en el papel vegetal y luego haz una tira de 10 cm. aproximado de ancho para el lateral. Pinta el interior del molde con margarina o mantequilla y pega el papel vegetal.
Ahora a por la base!! Tritura las galletas con un picador hasta que tengas harina de galleta. En un bol echa la harina y mezcla el azúcar, la canela y la mantequilla derretida. Con ayuda de un tenedor ves removiendo hasta que forme una masa.
Échalo al molde forrado y con el reverso de una cuchara ves presionando hasta que quede una capa uniforme. Guárdalo en la nevera.

Mezcla

Enciende el horno a 180º C ( si tu horno tiene la opción de ventilador, ponla para que reparta mejor el calor )
Pon en un bol los dos quesos, el azúcar y la harina y mezcla con un batidor de mano ( se puede hacer con la KA y la pala plana, pero es tan poco lo que hay que mezclar que no me vale la pena ensuciarla ) lo justo para que quede todo unido. Ahora ves agregando los huevos de uno en uno, mezclando bien cada vez antes de añadir el siguiente. Echa también la vainilla, la ralladura de limón y la nata y mezcla de nuevo lo justo para que queden todos los ingredientes integrados.
Saca el molde de la nevera y rellena con la mezcla. Mételo al horno durante 15 minutos. Luego baja la temperatura a 130º C y hornea 60 minutos más.

Topping

Mezcla en un bol la nata agria, el azúcar y la vainilla. Una vez pasados los 60 minutos de horneado, saca la tarta del horno y añade el topping. Vuelve a meterlo en el horno y déjalo entre 10 y 15 minutos más o hasta que veas que el topping firme.

Si no encuentras nata agria, puedes hacerla en casa añadiendo 10 ml. de zumo de limón o vinagre blanco a 300 ml de nata fresca espesa, deja 30 minutos para que se corte y listo!

Montaje

Ahora viene el paso importante de esta tarta!!! Apaga el horno y deja enfriar la tarta dentro con la puerta abierta (si puede ser toda la noche mejor, si no al menos 4 horas) pasado este tiempo pasa la tarta, aún en el molde, a la nevera al menos 6 horas (si tienes una nevera NO FROST envuelve el molde en film para evitar que reseque la tarta).

Saca la tarta de la nevera y pasa un cuchillo por el lateral de la tarta, entre el molde y el papel vegetal. Cubre con film la parte superior, ténsalo bien, dale la vuelta a la tarta y si no baja sola dale un golpe seco, si, se que da miedito, pero con el papel vegetal sale sin problemas!! Coloca la tarta en el plato o bandeja donde la vayas a servir.
En un bol mezcla la mermelada con el agua y ponlo al microondas 10 segundos. Deja un par de minutos que se enfríe y luego cubre la tarta.

ny-cheese-cake-wedding-cake-tarta-de-boda-tarta-de-queso-mericakes-verrrines-mascarpone-philadelphia-rustic-cake-food-porn-can-ramoneda-rubi-pasteleria-pastry-american-cake-3Y prepárate para disfrutar de una auténtica Receta NY Cheesecake!!

Quiero ver las fotos de los resultados, ya que a mi no me dio tiempo de hacerle la foto entera!! Pásate por el facebook de Mericakes y déjame tu foto!

Sweet life ^^

 

Categorías
Creaciones Recetas

Tarta de plátano y canela con crema de dulce de leche (SIN GLUTEN, SIN LACTOSA)

Hoy os traigo mi receta de los Bannana & cinnamon cupcakes, adaptada a una tarta, con un delicioso relleno de Dulce de leche, y lo que es mas importante, SIN GLUTEN y SIN LACTOSA. 🙂

Ingredientes: (para un molde redondo de 15cm)
Por orden de aparición en la preparación de la receta, son:

125 g de mantequilla sin lactosa (MinusL), a temperatura ambiente

175 g de azúcar de caña

2 huevos M

2 plátanos muy maduros grandes

1 cucharadita de canela en polvo

1 cucharadita de extracto de vainilla de buena calidad, o vainilla en pasta.

1 cucharadita de bicarbonato

2 cucharadas de leche entera sin lactosa, hirviendo

1 cucharadita de levadura en polvo

225 g de harina (Mix Dolci de Schär)

150g de nueces pecanas

Elaboración
Precalienta el horno a 170º C.

En un bol, pon la mantequilla en dados y bate hasta conseguir la textura de pomada, añade el azúcar y sigue batiendo hasta que aumente un poco de volumen.

Agrega los huevos de uno en uno, mezclando bien cada huevo antes de incorporar el siguiente.

Chafa con un tenedor los plátanos hasta conseguir un puré y añádelos a la mezcla anterior, junto con la canela, la vainilla y el bicarbonato disuelto en la leche hirviendo y mézclalo todo para que se integren bien los perfumes de la canela y la vainilla.

Tamiza la harina con la levadura y una pizca de sal y ve agregándola poco a poco a la masa anterior, trabajando con una cuchara o pala de madera. Añade las nueces troceadas y mezcla un poco mas.

Forra un molde con papel vegetal, rellena con la masa y hornea durante 30/35min (varía mucho dependiendo de cada horno) cuando pinches con un palillo y salga limpio, está listo.

Sácalo del horno y desmolda sobre una rejilla. Deja enfriar 5 minutos y enfilma el bizcocho sobre una bandeja y reserva en el frigorífico. ( Si no tienes tiempo de hacerlo todo el mismo día, puedes adelantar el bizcocho y tenerlo guardado en el frigo varios días, hasta que lo utilices )

Dulce de leche sin lactosa ni gluten
Ingredientes
1 l de leche entera sin lactosa

200 g de azúcar

1/2 cucharadita de bicarbonato

2 cucharaditas de extracto de vainilla

Preparación
Coloca la leche en un cazo a calentar, cuando rompa el hervor añade el azúca,r la vainilla y el bicarbonato.

Remueve con una cuchara de madera constantemente, cuando tome color y consistencia espesa, apaga el fuego y retira el cazo,  sin dejar de remover, para enfriar el dulce de leche.

Una vez frío, puedes guardarlo en tarros de cristal y conservarlo en la nevera.

Crema suiza de dulce de leche
Ingredientes
100 g de clara de huevo pasteurizada

200 g de azúcar

200 g de mantequilla, a temperatura ambiente y en trozos

100 g de dulce de leche

Elaboración
Pon las claras de huevo y el azúcar al baño maría. Sigue batiendo hasta que el azúcar se haya disuelto y la mezcla esté bien caliente.

Vierte la mezcla en otro cuenco (frío), o si utilizas un robot de cocina, en el cuenco correspondiente. Bate la mezcla a alta velocidad hasta que quede montada y forme picos estables (tarda unos 10 minutos). El merengue tiene que enfriarse lo suficiente como para que la mantequilla que vamos a añadir en el siguiente paso no se funda.

Añade la mantequilla en pequeños trozos, poco a poco, sin dejar de batir (pero ahora a baja velocidad). Al principio la mezcla puede aparecer un poco grumosa, pero luego se arregla.

Cuando la mantequilla esté bien incorporada a la mezcla, pon la batidora a una velocidad mayor y sigue batiendo la crema hasta que presente un aspecto cremoso y suave.

Añade el dulce de leche e incorpora con la espátula lo que quede en los bordes del cuenco, sigue batiendo un minuto, para que quede todo bien mezclado.

Ganache de chocolate negro
Ingredientes
100 g de chocolate negro de cobertura sin lactosa

40 ml de nata para montar sin lactosa

1 cdta de extracto de vainilla

Elaboración
Coloca la cobertura de chocolate (troceada) en un bol de cristal y fúndela en el microondas, a baja temperatura, en tandas de 30 segundos. Tras cada tanda, remueve bien y continúa hasta tener el chocolate completamente fundido y liso.

Pon la nata en un cazo y calienta hasta que arranque el hervor, en ese momento retira del fuego y añade al chocolate fundido.

Mezcla con un batidor de mano poco a poco, al principio muestra un aspecto grumoso, sigue batiendo hasta conseguir una textura homogénea y lisa. Añade el extracto y mezcla un poco más.

Deja enfriar ligeramente antes de usarla.

Montaje del Layer Cake
Saca el bizcocho de la nevera y corta la “chepa”. Dale la vuelta y córtalo en 4 discos que sean más o menos del mismo tamaño.

Rellena el 1er piso con la crema suiza de dulce de leche. El 2º piso con el ganache de chocolate negro.  Y el 3er piso con la crema de nuevo.

Cubre todo el lateral de la tarta con ayuda de una espátula, dejándola lo más lisa posible y, por último, la parte de arriba. Con ayuda de una espátula dentada, ralla el lateral de la tarta, y decora la parte superior con unas nueces pecanas enteras.

Consejos
Prepara todos los ingredientes antes de empezar la receta, pesados, tamizados y a temperatura ambiente.

Tanto la crema como el ganache se conservan perfectamente en la nevera, siempre con un film transparente a cuerpo para evitar que se haga una película. Luego, simplemente saca las cremas del frigo un par de horas antes de usarlas.

Aunque en la mayoría de tiendas Biológicas, o incluso algunos supermercados, tienen harinas sin gluten. Os recomiendo www.senslac.com, que vende la marca MinusL, una empresa alemana de productos lácteos (con leche de vaca) pero sin lactosa: mantequillas, nata para montar o queso tipo philadelphia, entre muchos otros productos para intolerancias alimentarias (harinas sin gluten, embutidos, chocolates, cereales, paté…).

 

Sweet life ^^